Ministro Agricultura espera Estados Unidos rectifique veto a Central Romana

5

El ministro de Agricultura, Limbert Cruz, manifestó este jueves su confianza en que Estados Unidos rectifique el veto a los productos de la azucarera Dominicana Central Romana Corporation, Ltd. basados en un supuesto uso de mano de obra forzosa, puesto que «no hay evidencias» de esas prácticas.

«Ojalá esa medida sea rectificada porque la verdad es que, por lo que he oído, no hay evidencias» de que se produzcan esas vulneraciones a los derechos laborales de los empleados de la compañía, dijo Cruz en declaraciones a la prensa.

Afirmó que ha visitado la empresa en distintas ocasiones y no ha visto que se produzca un uso de mano de obra forzosa, «eso no existe en Central Romana», de modo que espera que «eso sea revisado» y se investigue adecuadamente para que «quede totalmente saneado».

Publicidad

«Yo puedo decir categóricamente que Central Romana es un ejemplo de producción», insistió.

El azúcar de caña, agregó, «es uno de los productos de exportación más importantes que tiene República Dominicana» y este veto «sería desastroso para nuestro país, por lo que espero, como ministro de Agricultura, que esto sea aclarado» o se presenten pruebas que sustenten las acusaciones en la que se basa la medida.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, en sus siglas en inglés) indicó este miércoles en un comunicado que identificó cinco de los once criterios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que indican abusos a los empleados, por lo que retendrá los productos de azúcar no refinado (morena) y productos con azúcar hechos en la República Dominicana por Central Romana.

Central Romana mantiene una producción de azúcar superior a las 400,000 toneladas anuales y, según Cruz, exporta a EE.UU. unos 138,000 toneladas al año, contando con una cuota preferencial, «y es importante que el país no pierda esa oportunidad que tiene» con Estados Unidos.

Tras conocer el veto, la azucarera emitió un comunicado manifestando su asombro y rechazo ante «la declaración pública de los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, en relación a la detención de los embarques de azúcar sin refinar y los productos a base de azúcar» que elabora la compañía.

Asimismo, la empresa afirmó que «las razones que sustentan esta medida no reflejan las políticas y prácticas de Central Romana, que por más de un siglo ha sido referente en implementar programas de responsabilidad social enfocados en la salud, educación, vivienda y alimentación al alcance de todos nuestros trabajadores y sus familias», de acuerdo con la nota de prensa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here