Cuando las redes sociales se convierten en tu cárcel  

8

Whenshy Wilkerson Medina Sánchez

Investigaciones realizadas por Digital 2022 April Global Statshot’ de DataReportal y la empresa We Are Social y Hootsuite; dieron como resultado que más de 5 mil millones de personas en todo el mundo usan Internet, y por ende se deduce que de estos al menos el 98%, usa redes sociales, habilitando así unos 4,900 millones.

Las redes sociales se han convertido en un mecanismo de luchas y conquistas, de debates de temas sociales, de descubrimientos de crímenes y delitos en horas récord, de identificación de criminales instantáneamente y también en el caso que procedemos a explicar en un instrumento capaz de quitarnos la libertad.

Publicidad

En República Dominicana, existe la Ley 53-05, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, que tiene como propósito la penalización del uso indebido de las redes sociales. Es decir, que tod@s aquell@s que tienen un Instagram, Facebook, Twitter, You Tube, Tikc Tock,  SnapCha, deben saber las consecuencias legales de hacer un uso en violación a esta ley y otras apéndices que también acarrean consecuencias punitivas contra sus infractores. A saber:

1. Todo aquel que le atribuya un hecho a otro para atacar su honor o consideración, pues viola esta ley. Es decir, si usted escribe en su Instagram que Robolin a la Franca, es un político ladrón, ya usted puede ser sometido por Difamación conforme esta ley.

2. Si usted se refiere a cualquier expresión afrentosa o despectiva contra una persona usando su Facebook, puede perder su libertad, es decir; si usted escribe que Gutavita Abresisper se está acostando con Titolargo Metraje, pues no existe forma que usted se escape de una condena.

3. Si usted es un hombre o una mujer despechada y publica fotos, videos comentarios de otras personas o reproduce o replica conversaciones de terceros refiriéndose a su Ex u otra persona el cual ataca su dignidad, privacidad, su honra y su imagen, y si usted las coloca en una de sus redes sociales, pues déjeme decirle que usted puede ser condenado a cárcel y también obligado a pagar daños y perjuicios.

Muchos usuarios, desconocen que las redes sociales, convierten noticias falsas en casi verídicas y verídicas en casi falsas, incluso ya no por el impacto, sino por hacerlas viral por los multi-accesos de los indistintos usuarios; es decir, que el morbo pudiera importantizar la información pública sin necesidad de que sea útil, pero debido a que miles de personas la percibieron, la mismas genera un cuestionamiento que va a afectar la imagen, el pudor y la moral de quien se habla en ella.

Nuestra legislación no solo penaliza los delitos de difamación e injuria electrónica o cibernética, sino también el acoso telemático que es cuando una persona usa sus redes para abusar de una comunicación por una red social, para constreñirla a un sentimiento o atracción que ella no siente.

 También está la seducción y el abuso sexual electrónico, que es cuando una persona envía fotos y videos con miras a la explotación sexual o a la atracción del sexo a sabiendas del rechazo de su receptor.

 Otro caso son los delitos de estafa, clonación de tarjetas electrónica, trasferencia de fondos por internet, el comercio ilícito, el envío de códigos maliciosos para capturar informaciones de terceros, apropiación de dominios privados o robos de identidad, o robos de páginas por internet y también está la piratería, los cuales acarrean en su conjunto penas que inician de 3 meses hasta 10 años de prisión.

Es por eso, que debemos orientar al uso debido de las redes sociales. Pues lo peor de todo es que nuestro país no ha querido intervenir en la debida regularización, ya que tenemos menores de edad que no son controlados por sus padres ni por el Estado en el acceso a la pornografía y a los videos juegos que hoy los hace adictos tecnológicos, agresores sociales y sicarios del tiempo…

Solo hacemos con este articulo un aporte para que se cuiden aquellos de violar la Ley 53-05, sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología, haciendo un uso incorrecto de publicar intimidades de una ex relación, de colocar comentarios agresivos contra la moral o la imagen de cualquier persona, o de utilizar su red social como un arma para despiadadamente destruir la dignidad de otro.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here