Yohanna Morton: “La AmeriCup es un torneo con mucho nivel”

0

SAN JUAN, Puerto Rico. – La experimentada jugadora vive con emoción, felicidad y mucha responsabilidad los momentos previos a la cita continental más importante para el baloncesto femenino. Yohanna destaca las cualidades de su Selección, cuenta cómo fue la preparación y habla sobre su otra pasión: enseñar inglés.

Yohanna Morton hizo referencia a los entrenamientos y prácticas que llevó a cabo el seleccionado femenino de República Dominicana: “Se inició un torneo para entrar en ritmo. La verdad que eso fue muy importante, porque mis compañeras estuvieron demasiado tiempo sin jugar; en mi caso no fue tan así porque en España se pudo iniciar la temporada. Yo llevaba ya siete, ocho meses jugando allá, pero para ellas fue distinto. El torneo que hizo la Federación fue parte de esta preparación y sirvió”.

La base de gran trayectoria en tierras europeas relata cómo fue sobrellevar su vida en medio de una pandemia mundial: “Duro la verdad, pero por suerte no estuve parada tanto tiempo. Los primeros días fueron difíciles. Después ya me mentalicé. Hice deporte en mi casa, me buscaba la vida como sea, me ponía mi música, bailaba como buena dominicana (se ríe), armaba las clases para mis niños. Siempre me mantenía activa aunque estaba encerrada”.

La jugadora de 33 años nos habla más sobre su otro oficio: “Soy profesora de inglés allí en España y complemento este trabajo con el baloncesto. He seguido trabajando desde casa en cuarentena y de esa manera pensé menos y no estaba tan preocupada. Ha sido muy importante llevar las dos actividades a la par y más con esta pandemia”.

Para Yohanna fue muy importante estar acompañada por su profesión y el deporte a lo largo de estos meses. “Yo estudié Comunicación y aprendí el inglés muy bien. Me encanta la gramática, enseñar, hablarlo. Comencé dando clases particulares. Soy autónoma. Tengo 20, 22 niños, a los cuáles les doy clase particulares. Por los motivos que ya conocemos las clases son virtuales pero antes lo hacía presencial”.

Al hacer referencia a su acercamiento al mundo de la naranja, la jugadora rememora: “Inicié por casualidad. En el barrio todos mis amigos iban a la cancha y siempre me decían de ir, yo mucho no quería, era chica. Tenía siete añitos más o menos. De repente empecé a ir, y vieron que tenía habilidades. Jugué categorías menores y a los 14 ya estuve en la Selección de Mayores. Recibí una beca en Arizona Western College y después fui a Robert Morris University por dos años. Luego migré para disputar la Liga 2 en España donde jugué por seis, siete años de corrido. Me encanta España, su cultura, su gente”.

La AmeriCup está más cerca que nunca. Yohanna disfruta de este presente y confía plenamente en su Selección: “Cada vez que visto esta camiseta es un orgullo. Tenemos un equipo muy mezclado, con juventud y veteranía. Es un torneo con mucho nivel. Intentaremos hacer nuestro trabajo”.