París. El aplazamiento o cancelación del torneo de Wimbledon podría decidirse la próxima semana cuando los responsables del All England Club mantengan “una reunión de emergencia” en la que podrían tomar esta medida como consecuencia de la propagación del nuevo coronavirus.

Wimbledon debería comenzar el 29 de junio, pero la propagación del COVID-19 podría motivar la suspensión de la prueba, como ya ha hecho con otros grandes eventos deportivos, incluidos los Juegos Olímpicos, la Eurocopa y la Copa América de Fútbol, o el torneo de Roland Garros, otro de los Grand Slams de la temporada tenística.

El All England Club “puede confirmar que se continúa una detallada evaluación de todos los escenarios para The Championships 2020 (Wimbledon), incluido el aplazamiento y la cancelación, como consecuencia de la crisis del COVID-19”, señalaron los organizadores en un comunicado.

“La dirección del club mantendrá una reunión de emergencia la próxima semana y antes de ella mantenemos comunicación constante con la Federación Inglesa de Tenis (LTA), la ATP, la WTA, la Federación Internacional de Tenis (ITF) y con los otros Grand Slams”.