Vida en Elías Piña

0
6

Por Erick Dorrejo

Situada en el centro de la zona fronteriza se encuentra la provincia de Elías Piña registrando un histórico de precariedades que sitúan su población con un 78.2% de personas en los niveles socioeconómicos “bajo” y “muy bajo” (ENHOGAR 2018), por encima de lo registrado en igual periodo por el resto de las provincias que forman parte de este territorio fronterizo.

Este resultado es una muestra evidente del estado de situación del paciente, el cual agoniza por el cumulo de precariedades que no han sido atendidas en las últimas décadas, apilando en una bolsa sin fondo un sin número de demandas provenientes de todos los rincones de la provincia representados en sus seis municipios: Comendador, El Llano, Bánica, Pedro Santana, Hondo Valle y Juan Santiago.

Publicidad

El camino hacia la solución de los principales males que acompañan la existencia de un pueblo sumido en la desesperanza, cansado de que su mención solo sea un referente en los últimos lugares del desarrollo, sinónimo de miseria, carencia, pobreza y necesidades; radica en impulsar una iniciativa que devuelva la vida a Elías Piña.

Retornar la provincia de Elías Piña a la vida implica establecer un proyecto estratégico que supla las demandas de la primera base de la pirámide de Mashlow orientadas a las necesidades básicas o fisiológicas, con el fin de solucionar los aspectos troncales que no permiten el desarrollo endógeno de la provincia y que a su vez expulsan población hacia otras provincias del país que si les garantizan la habitabilidad básica necesaria para la subsistencia.

Es así como las brechas estructurales de agua y salud en la provincia de Elías Piña son las prioridades que deben ser solucionadas, para resucitar este paciente fronterizo dándole esperanzas de que su población vuelva a la vida para impulsar una nueva era en esta importante zona del país.

El abastecimiento de agua para el consumo humano es en la actualidad la principal patología a sanar en Elías Piña, de manera que pueda revertirse el indicador que muestra solo un 18.0% de la población con acueducto dentro de la vivienda (ENHOGAR 2018) y con un servicio precario que no permite abastecer de forma regular este segmento, ya que sus acueductos, como el caso de Pedro Santana han visto reducido su capacidad de suplir otros municipios como el de Bánica.

La solución a esta brecha contribuye en elevar la productividad de importantes extensiones de terreno con vocación agrícola y sin ningún uso en estos momentos, lo cual permita aumentar la generación de empleos orientados a la producción agroindustrial que brinde oportunidades para la siembra y para producir valor agregado de esta materia prima. De igual forma estos productos podrían destinarse hacia la demanda de Haití, a través de los siete mercados binacionales ubicados en la provincia los cuales reportan una comercialización anual de unos U$ 93,289 millones (Banco Central 2018).

Finalmente es necesario fortalecer el sistema de salud de la provincia la cual registra baja cobertura de médicos (8 por cada 10 mil habitantes), la menor cobertura de enfermeras de la zona fronteriza (1.3 por cada 10 mil habitantes), al igual que deficiencias importantes en la infraestructura de soporte con apenas una ambulancia para toda la provincia, sin promotores de salud, con un solo centro diagnóstico y la necesidad de aumentar la cobertura de las Unidades de Atención Primaria que en la actualidad no cubren la población existente (Análisis brechas 2021 Estrategia Desarrollo Zona Fronteriza)

El rescate de Elías Piña inicia con retornar la vida a esta valiosa provincia del país, situada en un lugar estratégico que permite fomentar el intercambio comercial con Haití, rescatar sus tierras productivas para impulsar nuevas oportunidades y aprovechar el potencial natural de sus distintos microclimas con el fin de impulsar un nuevo relato de Elías Piña que entierre la “precariedad” y resucite el desarrollo