27.4 C
Santo Domingo

Ver cómo trabajan los grandes chefs e interactuar con ellos, otra forma de hacer turismo

Almudena Casado

Punta Cana (República Dominicana).- Entrar en la cocina de un gran chef, ver cómo trabaja en directo, no es algo habitual, pero es posible en establecimientos hoteleros que se han propuesto acercar a sus huéspedes a estos grandes de los fogones y dar paso así a una nueva forma de hacer turismo en República Dominicana.

Son experiencias que incluyen clases maestras para un reducido número de personas que, sentadas en torno al chef, le escuchan y ven cómo prepara sus platos, le plantean dudas, interactúan con él y prueban sus creaciones.

Estos días, el chef español Germán Ortega, el italiano Roberto Capone y el dominicano Leandro Díaz se han sumado en Punta Cana (este de República Dominicana) a esta iniciativa del hotel Paradisus, del grupo Meliá, que une alta gastronomía y turismo bajo el nombre “The Epicure”.

Además, de las clases magistrales hay una cena de degustación, en este caso a nueve tiempos y a seis manos, en la que unos 50 asistentes saborean las propuestas de Ortega (una estrella Michelín y dos soles Repsol), Capone (cinco estrellas de la Cocina Italiana y premio al mejor risotto del mundo en 2019) y Díaz (director de la Casa Gastronómica Dominicana y Premio Nacional de Gastronomía).

En esta ocasión, se pudo disfrutar de un menú con tres entrantes, tres platos principales y tres postres que aunaba la vanguardia y la tradición de las gastronomías dominicana, italiana y canaria (Ortega es de ese archipiélago español y tiene allí su reconocido restaurante “La Aquarela”), por lo que estuvieron presentes el mojo para acompañar un saam de pescado con algodón dulce, un original risotto con sabor a mojito, un renovado chivo con chenchén dominicano o el cacao en diversas formas, incluso representando a un aborigen taíno.

Todo ello con productos comprados en el mercado dominicano (aunque hubiera que cambiar la frisona canaria por el agyu) y aprovechando frutos tropicales como el aguacate, el coco o la macadamia y con el ron dominicano como protagonista.

No solo la comida se cuida al detalle, sino también los colores, la presentación, porque para ellos, afirman, la gastronomía, aunque es sobre todo sabor, va más allá e involucra al resto de los sentidos.

Maridaje de las gastronomías canaria, italiana y dominicana

Ortega, Capone y Díaz dejaron patente que las gastronomía canaria, italiana y dominicana combinan a la perfección

De hecho, en su clase magistral Germán Ortega destacó que en la cocina canaria, de la que se considera “un embajador” orgulloso de que por fin esté sobresaliendo, hay numerosas influencias de América como la “papa” o el cilantro esencial para el mojo verde y también está muy presente el aguacate, que crece en el archipiélago español gracias a su clima subtropical.

Este cocinero -formado en Suecia, Reino Unido o en los fogones de Ferrán Adriá, entre otros grandes- considera que la comida son “sensaciones, es cultura” y reconoce que siempre está a la búsqueda de algo nuevo para seguir creando, “eso nos mantiene vivos”.

Capone, por su parte, aunque está fincado actualmente en la isla española de Tenerife, sigue teniendo como base de su cocina el arroz y la pasta, y en su clase magistral explicó la forma artesanal de elaborarla y, mientras preparaba la degustación, reconoció ante una docena de participantes que le gusta “ir contracorriente”, como cuando hizo una pizza de crema de cacao y avellanas.

Los tres chefs disfrutaron interactuando con los asistentes y trabajando codo con codo. Además, Leandro Díaz se muestra especialmente agradecido por que la gastronomía dominicana esté presente en este encuentro y sea tenida en cuenta. “Tenemos que enseñar al mundo nuestra realidad gastronómica”, dice a EFE.

Ya días antes, en la presentación del proyecto “The Epicure”, el director general de Hoteles Meliá en República Dominicana, Francisco Camps, había adelantado que este sería “un evento culinario excepcional”, “un deleite para los sentidos” y “una forma de encontrar el placer a través del paladar”, gracias a “una experiencia realmente única” que combinaría el lujo con la cultura, la naturaleza y la gastronomía.

Esta iniciativa, que persigue elevar la experiencia gastronómica de los huéspedes, recala ahora en República Dominicana, después de surgir hace dos años en los hoteles Paradisus en México y, aunque esta es la primera edición en Punta Cana, los organizadores ya han anunciado que el año próximo habrá más eventos, con la vista puesta en atraer especialmente al cliente dominicano. EFE

- Advertisement -spot_img

Más artículos como este