SIB destaca papel preponderante Sistema Financiero para enfrentar desplome economía por el Covid

12

El Superintendente de Bancos destacó el preponderante papel desempeñado por el Sistema Financiero Nacional para enfrentar el desplome de la economía en el 2020, producto de la pandemia del coronavirus, y su espectacular recuperación en el año recién concluido.

Alejandro Fernández W dijo que, como política monetaria, antes una situación tan extraordinaria y sorpresiva se procedió hacer una inyección masiva de liquidez a la economía dominicana para mantener a flote el sistema de pago, para reducir las tasas de interés del mercado y por tanto reducir las cargas económicas de las empresas y las familias. Fernández W explicó que gracias a esas políticas se logró, en estos últimos años, los niveles de tasas de interés, tanto en pesos como en dólares, más bajos en la historia dominicana, y eso es mucho decir.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el funcionario del área financiera oficial agregó que también hubo elementos vinculados a la flexibilización regulatorias de la forma en la cual se califican los préstamos, y de castigar o no a un banco por reestructurar o refinanciar un préstamo de un deudor de toda naturaleza, tanto comercial, empresarial o física.

Publicidad

“El mensaje que se mandó, y nosotros también en la administración actual se ha mantenido, es que hay que acomodar la carga sobre la marcha, tenemos que ser flexibles y reconocer la situación que los deudores están enfrentando, que no es un tema de voluntad de pago, si no que efectivamente hay una situación externa que obliga a una flexibilización muy relevante, y en efecto así se logró”, detalló Alejandro Fernández.

Insistió que la institución que dirige fue consecuente con los deudores, que son en definitiva quienes conforman el activo de las instituciones financieras, “por ejemplo, qué se podía esperar de la situación de las grandes empresas del país, con algunos sectores específicos aparte, de sus estados financieros a diciembre del 2020, dada la magnitud de que se cerró la economía por varios meses”.

“Entonces, frente a eso, en un escenario tradicional uno hubiese tenido un deterioro en la capacidad pago, y por tanto en la calificación de esos préstamos, y entonces los bancos hubiesen tenido que constituir mayores provisiones, disminuir su apetito de riesgo, de querer prestarle más a las empresas o a la industria, y eso nos hubiese llevado a un ciclo perverso y negativo”, ponderó.

Dio que, en cambio, la señal que se envió, al reconocer que los números del 2020 no serían los más alagüeños y representativos de la realidad de las empresas y la economía, a partir de ahí, por decisión de la Junta Monetaria se tomaron una serie de medidas de flexibilización. Alejandro Fernández precisó que se los dijo a los bancos comerciales que, si bien es cierto que se estaban enviando mensajes de flexibilización, no podían pagar dividendos ni sacar recursos de su capital, de la base patrimonial de la entidad, porque todos tenían que aportar.

“Y efecto así lo hicieron, sobre todo durante el 2021, a tal punto que llegamos a unos niveles de fortaleza patrimonial más alto en la historia de nuestro país, aunque las medidas están hasta el 2023, visto ya los números y la reactivación económica que tienen los bancos, es altamente probables que ya muchos decidan no acogerse a eso y que volvamos ya a un ciclo ordinario en cuanto a los pagos de dividendos, o la gestión patrimonial de las entidades”, subrayó.