MELBOURNE, Australia (AP) — Maria Sharapova no ha ganado un torneo desde 2017, y su puesto en el escalafón mundial cayó al 136 al cierre del año pasado.

La rusa sucumbió el martes por 6-3, 6-4 ante Donna Vekic en el Abierto de Australia. Con ello, la otrora primera del mundo hilvanó tres eliminaciones consecutivas en la ronda inicial de un torneo del Grand Slam.

El número uno de la ATP, el español Rafal Nadal, no tuvo esos problemas en el siguiente partido en el Rod Laver Arena, y se deshizo del boliviano Hugo Dellien por un cómodo 6-2, 6-3, 6-0.

“Un inicio positivo”, dijo Nadal. “Lo que quieres en la primera ronda es ganar, y en sets corridos es mejor”.

Entre los 19 títulos de Grand Slam del palmarés de Nadal, solo hay un Abierto de Australia, el de 2009, y el año pasado cayó en la final ante Novak Djokovic. Su objetivo es levantar el trofeo de campeón la próxima semana para igualar el récord de Roger Federer en el cuadro masculino, con 20 majors.

El quinto preclasificado, Dominic Thiem, y el 16to, Karen Khachanov, también iniciaron el torneo con victoria y avanzaron a segunda ronda.

Cinco veces ganadora de majors, Sharapova se coló en el cuadro principal del Abierto de Australia gracias a una invitación de la organización. En buena medida, ese privilegio obedeció a que la rusa se coronó en Melbourne Park en 2008.

La mala noticia fue que le tocó enfrentar a la croata Vekic en la primera ronda.

Sharapova, de 32 años, acarrea una serie de lesiones en el hombro derecho y purgó una suspensión de 15 meses por un resultado positivo de dopaje con meldonio. Sin embargo, no quiso poner pretextos.

“Podría hablar de mis problemas y de las cosas por las que he pasado con el hombro”, dijo. “Pero no es propio de mi carácter hacer eso”.

Desde su retorno tras el castigo, su mejor desempeño en un major ha consistido en anclar en los cuartos de final del Abierto de Francia en 2018.

El año pasado, llegó a la cuarta ronda en Australia. Su fama le permite todavía jugar en la cancha central, mientras que Vekic apareció apenas por segunda ocasión en la Rod Laver Arena.

“Siempre disfruto los grandes escenarios”, dijo Vekic. “Estoy contenta por marcharme esta vez con un triunfo”.

Johanna Konta, semifinalista del Abierto de Australia en 2016, se despidió también a las primeras de cambio. Cayó por 6-4, 6-2 ante la tunecina Ons Jabeur. Fue apenas el segundo encuentro de la británica desde que fue derrotada en los cuartos de final del U.S. Open del año pasado debido a una tendinitis en la rodilla derecha.

Konta cayó en primera ronda del torneo de Brisbane y luego se retiró de Adelaida en un intento por lidiar con su lesión. Incluso antes de partir rumbo a Australia, la mejor tenista de Gran Bretaña le informó a su federación que no participaría en la Copa Federación de este año.

La 12da preclasificada parecía moverse sin problemas el martes, pero fue dominada por su rival de 25 años que la había derrotado en su enfrentamiento más reciente, el año pasado en Eastbourne. Jabeur le quebró el servicio a Konta para ganar el primer set, la británica respondió con su único rompimiento del partido para iniciar el segundo parcial, pero la norafricana dominó el resto del encuentro.

Después de que los aguaceros torrenciales empaparon Melbourne Park en el primer día del certamen, los organizadores pospusieron decenas de partidos para el martes, incluyendo el de Konta y Jabeur.

La segunda favorita Karolina Pliskova derrotó 6-1, 7-5 a Kristina Mladenovic, y la sexta Belinda Bencic avanzó al superar 6-3, 7-5 a Anna Karolina Schmiedlova.

En un encuentro de la rama de hombres suspendido del lunes, el adolescente de 18 años Jannik Sinner completó un triunfo 7-6 (2), 6-2, 6-4 sobre el australiano Max Purcell, mientras que Marin Cilic, finalista en Australia en 2018, se impuso 6-3, 6-2, 6-4 a Corentin Moutet.

Fabio Fognini, quien había perdido los primeros dos sets el lunes ante Reilly Opelka, remontó para imponerse por 3-6, 6-7 (3), 6-4, 6-3, 7-6 (5). Milos Raonic derrotó a Lorenzo Giustino 6-2, 6-1, 6-3.