Sentido adiós a Monseñor Núñez Collado

14

Por Miguel Ponce

Santiago. Durante el último adiós para despedir a monseñor Agripino Núñez Collado, desde la clase política hasta obispos catalogaron al exrector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra como el constructor de grandes consensos, que evitó sangre y que logró la consolidación de la democracia dominicana y mediador por excelencia.

El presidente Luis Abinader, quien rindió guardia de honor durante las exequias, el expresidente Leonel Fernández, el arzobispo Freddy Bretón , el arzobispo emérito, Ramón Benito de la Rosa y Carpio y el actual rector de la  PUCMM, Secilio Espinal, destacaron el papel jugado por Núñez Collado en favor de la educación superior y la paz social.

Publicidad

Núñez Collado, quien nació en el año 1932, contaba con 88 años de edad y falleció tras permanecer varios días aquejado de complicaciones de salud fue sepultado en el sarcófago de la parroquia Nuestra Señora de la Anunciación de la casa de estudios superiores.. En su ataúd fue colocada la bandera de la PUCMM.

Aunque la familia había pedido que en vez de flores, se hicieran donaciones a la orden de Las Carmelitas, entidades y personalidades enviaron varios arreglos.

Previo al sepelio, en el multiuso de la PUCMM, el rector Secilio Espinal durante las exequias, dijo que Núñez Collado entregó su vida  por la causa académica y del país.

Destacó que fue el gran artífice de la cultura del diálogo, de la paz y del consenso.

“Podríamos decir sin lugar a equivocarnos, que fue artífice e instaurador de una cultura de paz y de consenso, y que las soluciones a los problemas y desacuerdos se pueden lograr a través del diálogo y la escucha, respetando a la persona y sus diferencias hasta lograr los acuerdos para el bien de todos”, indicó Secilio Espinal.

Durante las exequias, el presidente Luis Abinader rindió guardia de honor junto al empresario Manuel Estrella, el rector Secilio Espinal y el vicerrector académico, David Álvarez.  De su lado, la educadora Elsa Brito de Domínguez, madre de Francisco Domínguez Brito y maestra jubilada de la PUCMM, durante las oraciones, recordó la pasión que guardaba Núñez Collado por la educación.

Mientras que en la oración de responsorio a cargo del arzobispo emérito monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, dijo que se va la partida física de Agripino Núñez Collado, pero no su gran obra.

De la Rosa y Carpio, habló de la gran labor desempeñada por Núñez Collado frente a la universidad y los avances logrados durante su gestión. Núñez Collado ocupó la rectoría durante 44 años y además fue su vicerrector desde sus inicios.

El arzobispo de la arquidiócesis de Santiago y Gran canciller de la PUCMM,  Freddy Bretón, durante la homilía dijo que en todo el país abundan las expresiones valorando la obra realizada por monseñor Agripino Núñez Collado y no faltan las señales de duelo.

“Debemos dar infinitas gracias a Dios por todo lo que le permitió realizar para bien de nuestro pueblo. Considero que no debe perderse la memoria de esta obra. La Iglesia debe ocuparse de preservarla; y el país, mostrando que es capaz de agradecer, también debe hacerlo”, dijo Bretón.

Aparte de reconocer su gran aporte a la educación superior, destaca su labor como mediador por excelencia, constructor de grandes consensos.

Bretón recuerda que el nombre de Núñez Collado llegó a ser proverbial a la hora de presentarse un conflicto.

“Pero el mediador no estará ya físicamente con nosotros. Ha pasado a la casa del Padre, en donde no lo alcanzan malquerencias ni mezquindades. Sólo le tocan los sufragios que nuestra fe ofrece por él”, puntualizó.

Previo al sepelio también hicieron guardia de honor, la vice presidenta de la República, Raquel Peña; el presidente del Senado, Eduardo Estrella; Milton Ray Guevara del Tribunal Constitucional, el juez Alejandro Vargas y la procuradora adjunta, Yeni Berenice Reynoso. también asistieron el expresidente de la Junta Central Electoral, Julio César Castaño Guzmán, y Francisco Domínguez Brito, aspirante presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana.