27.3 C
Santo Domingo

Se entrega el quinto buscado por asalto al banco Popular

Frankelvin Sánchez

Alberto Ezequiel Estrella Arias, hermano de dos de los acusados del asalto de la sucursal del Banco Popular en la avenida Luperón, se entregó este lunes por la noche a las autoridades.

El señor Alberto Estrella, padre de los hermanos involucrados en el asalto, confirmó que su hijo se entregó, pero que no sabe más información al respecto.

Su padre habló cuando salía de la sede del Palacio de la Policía Nacional. Además, en los pasillos del Palacio fueron vistos otros familiares. Sin embargo, la Policía Nacional no había confirmado la entrega del joven.

Alberto Ezequiel, de 28 años, no aparece en el expediente con el cual el Ministerio Público inicia el proceso judicial en contra de los implicados en el crimen.

Del joven Alberto Ezequiel entregarse tendría que existir una orden de arresto por parte de un juez, solicitada por el Ministerio Público, para apresarlo.

Este quinto implicado en el caso salió a relucir luego de que la Policía Nacional recuperara la yipeta negra, marca Kia Sorento, que fue utilizada en el asalto a la entidad bancaria.

Este vehículo supuestamente fue alquilado por Alberto Ezequiel, hermano de dos que son acusados como los cabecillas del atraco: Richard Michel Estrella Arias (ultimado por la Policía), y Jorge Luis Estrella Arias (detenido).

También están vinculados al atraco Johan Eduardo Belliard Aybar, de 24 años, quien también fue abatido en un supuesto enfrentamiento con agentes policiales, y Eddy Enmanuel Segura Arias, de 26, que se encuentra detenido.

Tras la recuperación del vehículo, el vocero de la Policía Nacional, Diego Pesqueira, informó que la yipeta fue encontrada en una calle del sector de Pantoja,  y que dicho coche fue rentado el pasado 31 de mayo por Alberto Ezequiel en el dealer Ciudad de Carros Rent Car, ubicado en la avenida Los Beisbolistas.

Incluso, Manuel Matos, el propietario del dealer, confirmó que fue a Alberto Ezequiel a quien le rentó el vehículo.

Por tratarse de otra persona vinculada, el vocero informó que estaban en búsqueda del joven para apresarlo y así identificar su implicación en los hechos, aunque aprovechó el momento para solicitarle que se entregue voluntariamente.

Luego del llamado de la Policía, el joven se entregó en la vivienda de su padre, a través de su abogado y  posteriormente fue trasladado al Palacio de la Policía.

El expediente del caso

El Ministerio Público establece, en el expediente con que solicita a un tribunal prisión preventiva como medida de coerción a Jorge Luis Estrella Arias y Eddy Enmanuel Segura Arias, cada detalle de lo que sucedió durante el asalto.

El pasado 3 de junio, aproximadamente las 4:30 de la tarde, Jorge Luis Estrella Arias, Eddy Enmanuel Segura y el hoy occiso Johan Eduardo Belliard Aybar ingresaron a la sucursal del Banco Popular  vestidos de negro con ropa militar.

El primero con una gorra y una barba postiza color castaño claro, portando un arma de fuego color plateado y negro; el segundo con un pasamontañas y una gorra y una arma de fuego negra; y el tercero con un pasamontañas, una gorra negro, y tenía en sus manos un artefacto con el cual hacía simular una bomba. Mientras que en el vehículo se quedó el conductor, Richard Michel Estrella Arias.

Una vez dentro del banco, el imputado Jorge Luís encañonó al agente de seguridad de la entidad, el señor Rafael Matos, lo tiró al piso, le puso un pie en la espalda presionándolo fuertemente contra el suelo, y gritó: “Todos al piso, esto es un atraco”, simulando un acento extranjero.

Ya subyugado el guardián del banco, quedó bajo la custodia de Johan Eduardo (occiso) y Eddy Enmanuel (detenido), mientras que Jorge Luís pasó al área de caja, se acercó a la cajera Marielis Báez, manifestándole que no se moviera o la mataba. Tomó el zafacón ubicado debajo del escritorio de ella, y echó el dinero de las cajas en el zafacón.

Luego se desplazó diciendo: “¡La bóveda, la bóveda!”. Al no tener respuesta por parte de los empleados, manifestó: ¿Es que nadie va a hablar?

Al no responder le pegó el arma en el costado al cajero Loive Morales, provocándole trauma en el cuerpo, mientras que al mismo tiempo apuntaba con el arma al empleado Michael Suarez.

La acusación del Ministerio Público señala que en ese momento de desesperación, la empleada Mariely Alejandra Báez le manifestó que mirara el conduce del efectivo, como muestra de que ya se lo habían llevado el dinero.

Sin embargó, Jorge Luis dudó de ella y le preguntó: ¿Dónde está el conduce? Inmediatamente otra empleada identificada como Dastenía Margarita Pascal le respondió: “mírelo ahí”, y él responde: “No te muevas, ¿Quieres que te mate?”.

Posteriormente Johan Eduardo (hoy occiso) despojó al ciudadano Henry Rafael Domínguez Marte de su celular, además de su cartera con sus documentos, tarjetas de crédito y cuatro mil pesos. Asimismo, despejó a Agfranío Gregorio Martínez de su celular y un cheque bancario.

Luego de cometer estos hechos en la entidad, el órgano acusador relata, que los asaltantes dejaron el dispositivo que habían llevado, manifestando que era una bomba, y emprendieron la huida.

- Advertisement -spot_img

Más artículos como este