El candidato presidencial, Ramfis Domínguez Trujillo, manifestó su respaldo “absoluto” a la exhortación del obispo auxiliar de la Diócesis de Higüey, Gregorio Nicanor Peña, quien hizo una llamado a los políticos a despojarse de los intereses personales, propiciar el bien común, defender la vida desde la concepción, así como a no vender el voto.

En este sentido, Domínguez Trujillo, reiterando su llamado al debate expresó que: “Yo le he pedido a la Virgen para que interceda a favor de todos los candidatos para que se concienticen, para que respondan a las necesidades del colectivo dominicano; y así mismo que, se sometan al escrutinio del pueblo dominicano”.

“Yo respaldo absolutamente el llamado realizado por el obispo, ya que siempre he dicho que hay que adecentar la política, en aras de trabajar en favor de los mejores intereses de la patria. Para lograrlo, tenemos que poner de lado los intereses personales, porque son los que han puesto en riesgo el futuro y presente inmediato de los dominicanos”, agregó.

Durante la ceremonia, el candidato a la presidencia por el Partido Nacional de Voluntad Ciudadana (PNVC), saludó tanto al presidente de la República, Danilo Medina, así como a los demás candidatos presidenciales Luís Abinader y Gonzalo Castillo, a los cuales les externó su deseo de que se realice un diálogo nacional, donde todos puedan discutir sobre las soluciones de los problemas nacionales que durante muchos años han estado afectando al país.

Asimismo, invitó a los dominicanos a tener “ojo pelao’” en las próximas elecciones con la compra de cédulas, “porque está vieja práctica es la que ha dado luz verde a que nos roben cada cuatro años. Ya no podemos permitir que nuestro futuro sea tronchado por funcionarios y gobernantes que no les importa lo que ocurra en el país”.

Del mismo modo, hizo un llamado a la conciencia, para que los dominicanos tampoco vendan su voto, “porque el ciudadano que sale a la calle a recibir 500 pesos, un pica pollo, lo que está haciendo es vendiendo su voto y dando permiso para que saqueen las arcas del Estado y vendan nuestra soberanía al mejor postor. Tenemos que hacer conciencia y tomar la responsabilidad de trabajar para construir una sociedad, donde responsablemente asumamos nuestro compromiso de rescatar la patria”.

En cuanto a su postura sobre el respeto a la vida desde la concepción, expresó que se opone al aborto. “Toda vida debe ser respetada, nadie tiene derecho a quitarla, así sea una criaturita recién formada en el vientre de la madre. Desde el Estado debemos velar por su protección, garantizando que desde leyes se creen las condiciones necesarias para su preservación”.