El ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, afirmó este viernes que el empoderamiento de la identidad y la formación en valores de los estudiantes garantizarán los avances en la calidad educativa y la generación de una ciudadanía como la soñada por los fundadores de la República Dominicana.

Al acompañar a la comunidad educativa del Centro Educativo Santo Niño de Jesús, Fe y Alegría en Santo Domingo Oeste, en un emotivo acto de izamiento de la Bandera Nacional, a propósito de la celebración del Mes de la Patria, Peña Mirabal exhortó a los estudiantes y a la comunidad educativa en general a trabajar con responsabilidad, entrega y disciplina por un mejor país.

“Ustedes están en el camino correcto, el que necesita nuestra nación para seguir construyendo un mejor país”, manifestó Peña Mirabal, al tiempo de reconocer que la disciplina y el buen resultado en la escuela solo se logra con docentes y directores comprometidos con la enseñanza.

En ese sentido, señaló que los maestros y maestras de este plantel muestran cada día su fe con el amor y el trabajo que hacen con los educandos, “y esa es la alegría más grande que puedo llevarme”.

Ante las peticiones de la directora del centro, Luz del Alba, para mejorar las condiciones de su personal administrativo y docente, el titular del MINERD se comprometió en darle respuestas satisfactorias si cumplen con los requerimientos establecidos.

Al concluir el izamiento de la Bandera Nacional, el ministro hizo un recorrido por todas las aulas y espacios del plantel donde los cerca de 300 estudiantes comparten cada día, solo en los niveles iniciales y hasta tercer grado de Primaria.

A Peña Mirabal le impactó ver que la dirección de la escuela usó un depósito de desechos para convertirlo en rincones de lectura, donde los niños expanden la imaginación y el conocimiento.

Asimismo, el funcionario aprovechó para felicitar a las madres y padres presentes, a quienes instó mantener ese compromiso con sus hijos y toda la comunidad educativa, en razón de que considera la participación familiar como un eje fundamental en la Revolución Educativa.