Para un cabello saludable, tratamientos caseros

192

Por Jessica Bonifacio

Que permanezcas en casa  sin poder asistir a un salón de belleza no es una atadura para dejar tu cabello al descuido y no prestarle atención a su falta de brillo, puntas porosas o caídas. “Algunas veces por falta de tiempo las personas descuidan su cabello y esto se refleja en su aspecto; sin brillo y con las hebras quebradizas. Para evitar esto se puede aprovechar los ingredientes que hay en la cocina”, señala Solangel Ortega, quien brinda sus conocimientos de belleza a través de las redes sociales Instagram (@grenasuelta)  y en YouTube (Greña Suelta).

Asegura que antes de preparar tratamientos caseros, es necesario saber la textura del cabello, la densidad y la porosidad. Para así buscar los ingredientes que más necesite la hebra capilar. Que aporte vitaminas, proteínas y antioxidantes y que el pelo lo absorba de una mejor manera.

Por ejemplo, “si las hebras del cabello están secas, lo ideal es usar ingredientes oleosos. Se puede usar aceites de preferencia o mantecas.  Muchos se obtienen de frutos secos y semillas como las almendras, las aceitunas, el cacao puro, las uvas secas, el zapote o el karité”, indica.

¿Cómo aplicarlo?

Ortega detalla que antes de lavarse la cabeza, los productos a base de aceite se dejan entre cuatro a ocho horas con un gorro térmico. Ya que el calor facilita la penetración en la hebra capilar. Se puede aplicar por la noche y al siguiente día realizar su rutina de limpieza en el cabello.

“Esto no solo le protegerá del detergente capilar, sino que también ayudará con la sequedad del pelo. (Este proceso se llama pre-poo)”, expresa a elCaribe.

Si por el contrario necesita controlar las glándulas sebáceas del cuero cabelludo, lo ideal es utilizar romero, ya que esta planta ayuda con la regulación del cabello con tendencia grasosa.

“Agrega en agua hirviendo unas ramitas de romero fresco o seco y espera unos cinco minutos. Una vez que se enfríe aplícalo en el cuero cabelludo después del lavado”, dice.

También, sugiere que si deseas convertir la infusión del romero en una mascarilla casera, debes agregarle unas cucharadas de cualquier tratamiento capilar comercial de preferencia o acondicionador.

“Este sí se debe eliminar con abundante agua, después de unos 15 o 20 minutos de aplicado. (La cantidad de preparación va a depender del largo de su cabello)”, subraya la experta en tratamientos de belleza.

Igualmente, hay más opciones, como mezclar miel, guineo maduro bien triturado y una cucharada de azúcar morena. Deja actuar por 15 minutos. Después de lavar con champú  enjagua con abundante agua”, explica la instagramer, quien asegura que esta mascarilla deja el cabello hidratado y sedoso.

También aconseja dar ligeros masajes al retirar con abundante agua.