Paguen lo que Deben

0
22

Miles de servidores públicos desvinculados continúan a la espera de sus prestaciones en diferentes instancias del gobierno. 

A la angustia de no contar con los recursos que les corresponde al ser separados de sus funciones, esos ciudadanos soportan tratamientos impropios  en varios estamentos estatales.  

Como parte de un proceso que también afecta a centenares de pequeños y medianos contratistas con los que el Estado ha acumulado deudas por miles de millones de pesos, resulta más que necesaria una rápida y efectiva respuesta a esta grave situación.    

Publicidad

Si bien es oportuno reconocer las limitaciones que ha impuesto la pandemia y el histórico déficit en el ingreso de recursos al Estado, no menos cierto es que se trata de compromisos cuyos montos pueden y deben ser liberados para darle cumplimiento.  

Una administración que se ha hecho el propósito de combatir la pandemia y sus efectos y responder al reclamo de mejoría de vida de la población, en modo alguno puede mantener en zozobra a ciudadanos y empresas dolorosamente afectadas por el incumplimiento de esos compromisos estatales.  

 La responsabilidad, la sensatez y la sensibilidad de la administración debe hacerse presente sin más dilaciones.