No Violencia Contra la Mujer

17

Por María Hernández

El 25 de noviembre de cada año se conmemora el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer y esta fecha especial nos recuerda que debemos tener viva la esperanza aunque sin dejar de denunciar las escalofriantes cifras de miles de mujeres que son asesinadas, en muchos casos, por motivos de género a manos de sus parejas o ex parejas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) no solo dedica un día a la no violencia contra las mujeres si no 16 días, desde el 25 de noviembre al 10 de diciembre. 

Publicidad

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se conmemora desde el año 1981 en recordación al vil asesinato de las hermanas Mirabal, Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, heroínas dominicanas que hicieron frente a la sangrienta dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, las cuales fueron mundialmente conocidas como Las Mariposas.

El 25 de noviembre se denomina el “día naranja”, el color con el que se simboliza un futuro más brillante y sin violencia contra las mujeres.

La violencia contra la mujer no se define, únicamente, con los golpes físicos que ésta pueda recibir. Con una simple palabra  descompuesta o de mal humor es suficiente para herir la susceptibilidad femenina que tiene la característica de no borrar las ofensas que se les infieren.

Dice un refrán popular que la costumbre hace ley. Una pareja se va  acostumbrando a las discusiones y a los pleitos y a seguir como si no hubiera pasado nada y esas controversias con el tiempo se van ahondando, de manera tal, que en muchos casos terminan en hechos lamentables en donde muere violentamente uno o dos de los miembros de esa familia y en otras ocasiones han fallecido hasta 4 personas y más como desenlace de los feminicidios.

Lo más grande de todo es que cuando hay niños pequeños van asimilando esos pleitos y crecen con traumas sin que la pareja apenas pueda notarlo. En el caso de los niños suben viendo a un padre golpeador y su actitud puede ser contraria a la de su padre, pero en la mayoría de los casos tienden a imitar la conducta violenta de su progenitor o tutor en detrimento de su futura pareja, de acuerdo a los expertos.

El hombre violento comienza a dar señales de que pudiera llegar a ser un agresor y la mujer debe tener la suficiente intuición para evitar que esa relación termine en una tragedia como tantas que ocurren, prácticamente a diario, en la República Dominicana.

Cuando una de las dos parejas se encuentra sumida en los vicios, ya sea de bebidas alcohólicas o de sustancias alucinógenas, el panorama se torna peor y uno de los dos cónyuges debe buscar ayuda profesional para que se eviten problemas mayores que puedan destruir por completo a la familia.

La agresión hacia las mujeres no se circunscribe al ámbito familiar. En el trabajo o en los centros de estudios, en diferentes edades, las féminas son objeto de maltrato por compañeros de trabajo o estudio, por los maestros, jefes de empresas, de los que reciben, en muchos casos acoso, entre otros.

Algunas madres van adaptando a las hijas a recibir mal trato de sus hermanos y de su padre desde la niñez con una educación machista en donde las niñas deben hacer todos los oficios de la casa mientras los niños se divierten y se burlan de sus hermanas a las que llegan hasta a golpear sin ninguna reprimenda por parte de los padres.

Otra forma de violencia es la que ejercen las mujeres sobre su mismo género cuando les toca manejar personal femenino en alguna institución.

Se ejerce violencia  contra la mujer cuando se le obliga a tomar una decisión que pueda poner en riesgo su vida o la de la criatura que lleva en su vientre. El martes 24 de noviembre de 2021 el Senado de la República aprobó en segunda lectura el Código Penal y solo falta que los diputados también lo aprueben. En el nuevo código los feminicidas podrían recibir condenas de hasta 60 años de cárcel. La crítica general de diferentes sectores es que se haya dejado fuera las tres causales del aborto.

Según un reciente informe de ONU Mujeres y que hace referencia a datos que proceden de 13 países, desde el inicio de la pandemia, dos de tres mujeres hicieron la denuncia de que ellas o una mujer conocida fueron víctimas de algún tipo de  violencia y también  enfrentan problemas graves como la inseguridad alimentaria.

Dentro de los países de América Latina que más feminicidios poseen se encuentran México, Colombia, Guatemala, Honduras, Venezuela, Perú, El Salvador, Bolivia, Ecuador, Costa Rica, Nicaragua y Paraguay.

Mientras, en la República Dominicana de enero a marzo de 2021 fueron asesinadas 44 mujeres dentro de las cuales 29 fueron catalogadas de feminicidios, de acuerdo a datos de la Procuraduría General de la República lo que ha representado un aumento de 142% de los feminicidios comparados con el mismo período de 2020 en donde murieron de forma violenta 12 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. De 2016-2020 ocurrieron en nuestro país un total de 486 feminicidios, de acuerdo al Observatorio Político Dominicano.

Según datos del observatorio de igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la Cepal nuestro país es el tercero del área con la mayor tasa de feminicidios sin que las autoridades implementen medidas preventivas que logren reducir tan altas cifras de decesos de mujeres en forma violenta.

Es importante recordar que en Europa entró en vigor desde 2014 lo que se denomina Convenio de Estambul, 2011,  sobre la prevención y la lucha contra la violencia a la mujer y la violencia doméstica, el cual es considerado el primer  instrumento  en ese continente en materia de violencia de género. Francia está considerado el país de Europa con más feminicidios.

Mientras, en África el número de casos de violencia sexual y de feminicidios ha continuado aumentando durante la pandemia de COVID-19. 

En los países árabes, como Arabia Saudí, donde la llamada Sharía es más rígida, la mujer no puede abandonar su casa, ni para ir al médico, sin el permiso del guardián o varón. En China, la Ley de Matrimonios no tiene contemplado la violencia de género como punible y el marido tiene libertad de golpear a su esposa y solo si ella acude a la Policía y hace la denuncia se le castiga, pero muy pocas lo hacen.

En nuestro país, este miércoles 25 de noviembre la Secretaría de Igualdad y Género del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) realizó un acto en honor a las heroínas hermanas Mirabal en Salcedo, en la Casa Museo que lleva el mismo nombre de la provincia: Hermanas Mirabal.