No, la “talvia” no mata el SARS-Cov2 ¡ahora cómanse todo lo que dijeron!

12

Por doctor Humberto Salazar

Si algo quedó claro a mediados del año pasado cuando arreció la pandemia del SARS-Cov2, y con ello aumentó el número casos en el país y el resto del mundo, es que los políticos dominicanos quedaron retratados por sus actitudes frente al peligro que se cernía sobre los dominicanos, unos pusieron sus intereses personales y electorales a un lado y se dedicaron a resolver la situación, mientras otros minimizaron al virus, sus bocinas se burlaban de y olas medidas planteadas para proteger la población, mientras obstaculizaban con todas sus fuerzas cualquier iniciativa del gobierno.

Por un lado estaba el tremendo esfuerzo realizado por todo el equipo el gobierno de Danilo Medina, quien convocó a lo mejor que teníamos del sector privado en áreas como medicina clínica, epidemiología, clínicas privadas y laboratorios, mas pidió directamente ayuda al empresariado, a todos reunió junto al equipo oficial responsable en el sector salud y así, entre, todos salieron a enfrentar una situación inesperada e inédita, olvidándose de que estábamos en una lucha electoral.

Y no solo eso, al tema estrictamente sanitario, se le unieron las soluciones a la crisis económica que traía consigo la aparición del virus, había que detener de un frenazo la economía o arriesgarse a provocar un colapso hospitalario, de ahí surgieron en forma de programa de asistencia social de sostén mínimo a los que de repente se dieron sin ingresos, y bajo el lema repetido incesantemente por nuestro presidente de que ¨no los dejaremos atrás¨, se implementaron las ayudas que mantuvieron a flote al país en momentos tan difíciles a nivel global.

Mientras las caras mas visibles de los funcionarios del gobierno, Danilo y Margarita, dejaron de lado los intereses partidarios, la campaña política, los temas que dividían en ese momento a los dominicanos, para transmitir las señales de que el liderazgo del gobierno tenía como primer compromiso la salud y seguridad económica de la mayoría de la población, un grupo de apandillados en el congreso y los medios de comunicación, se dedicó en cuerpo y alma a boicotear con fines politiqueros las medidas planteadas y que dieron el resultado esperado en términos de soluciones para detener la expansión del virus.

Acusaban al PLD en el gobierno de usar ¨el terror y el miedo¨ para boicotear las elecciones, aseguraban vistiéndose se científicos y expertos, que la pandemia no iba a llegar a los barrios dominicanos, que el Covid (como si así se llamara el virus) era incapaz de sobrevivir al ¨calol de la ¨talvia¨ (suponemos quiso decir la carpeta asfáltica) del verano en nuestro país, así como que también afirmaba un medico enganchado a político que ¨el salitre del mar Caribe¨ impediría la multiplicación del virus.

HABLAR TANTAS IMBECILIDADES deben ser un récord Guinness en tan corto tiempo.
Solo que para desgracia de la República Dominicana a estos genios los ha alcanzado la ¨ley del karma¨, ¨ley de causa y efecto¨ o aquello de que ¨no hagas lo malo porque siempre se te devuelve¨, pues ahora lo único que esperamos es que tengan el estómago suficientemente fuerte, para poder digerir todas las palabras que lanzaron al aire, porque es una verdad que se las tendrán que tragar con ¨papitas y ketchup¨ por la situación que han creado al vender la imagen de que la pandemia había terminado.

Y es que mas que tragando se han atragantado, pues el manejo que han tenido de las esperables nuevas olas del SARS-Cov2 ha sido deplorable, y aun tienen el tupé de querer echarle la culpa a los mas jóvenes acusándolos de son sus ¨teteos¨ (fiestas suponemos), de que no quieren vacunarse, de que son irresponsables y otras linduras, cuando la verdad es que los culpables de la crisis que se nos viene encima tiene nombre y apellido: Luis Abinader y David Collado, que son los han estado vendiendo la imagen de una normalidad que era irreal, y como una cosa trae la otra, la población asumió que aquí no pasaba nada.

Porque ¿a quien se le ocurrió la locura de dar facilidades en los bancos para que la gente tomara créditos e irse de vacaciones a las playas?, financiamientos que se dieron con bajos intereses y precios especiales en los destinos turísticos.

Eso es culpa de Abinader y Collado, quienes de forma suicida al parecer asumieron que no vendría otra ola de contagios a la República Dominicana, mandaron miles de dominicanos a gastar su ¨fiao¨ en los hoteles del país, mientras en Sudamerica, todavía al día de hoy, la mayoría de naciones, mas grandes y con mas recursos que nosotros, sufren los embates del virus y mantienen sus fronteras con grandes limitaciones para el ingreso y a sus nacionales con estrictas medidas de movilidad.

Pero además, ¿porqué hasta el día de hoy se mantienen abiertos los cielos y el territorio dominicano a todo el que quiera subirse en un avión sin condicionamientos?, algo inaudito en un país como el nuestro que recibe viajeros desde muchas partes del mundo donde las variantes mas agresivas del virus han hecho estragos.

¿De quién es la responsabilidad de que no haya que presentar una prueba PCR o antígeno (ahora podemos agregar dos dosis de vacunas) antes de desmontarse en un aeropuerto del país?, pues de Luis Abinader y David Collado que todavía hoy mantienen esa inexplicable política de cielos abiertos, es mas, el presidente nuestro se vanaglorió de que teníamos una situación mas controlada que Estados Unidos, y consideró un maltrato las advertencias de ese país a sus nacionales sobre los viajes a la República Dominicana.

Gracias a esa política de no pedir nada para subirse en un avión y entrar a nuestro país, tenemos las variantes de Brasil, Reino Unido, muchos países europeos y en cualquier momento se descubrirá que tendremos la muy agresiva variante India, es que después de todo ya fue encontrada en Mexico, Estados Unidos y mas de 60 países alrededor del mundo.

Pero los ¨genios¨ de este gobierno consideran al parecer que si una variante es secuenciada en un país eso significa que es exclusiva de ese lugar y por eso toman medidas ahora a los viajeros de Brasil, UK y Sudáfrica, pero es que la OMS determinó ayer llamar a las variantes por las letras del alfabeto griego, ahora se denominan Alfa, Beta y Delta, no es la linea aérea por favor no vayan ahora a prohibir sus vuelos.

Los resultados de esta política de ¨incentivo al turismo¨ con cielos abiertos y dinero casi gratis para irse a beber y ¨fiestear¨ a las zonas turísticas están ahí: Estados Unidos nos tiene ya como un territorio vedado para sus nacionales por la alta tasa de Covid, ellos manejan cifras no ¨maquilladas¨ por lo que conocen nuestra realidad mejor que nosotros, y ayer también se confirmó que Alemania declaró a República Dominicana como ¨PAIS NO SEGURO¨ por el aumento de contagios.

Pero también ¿cómo es posible que se siga inventando con horarios de toque de queda que no tendrán efecto alguno sobre la tasa de contagio del virus?, estamos frente al primer colapso hospitalario en la historia de la República Dominicana y la solución no es implemente aumentar horarios para disminuir la presencia de personas en las calles, puede servir para algo pero esa etapa ya pasó y se la tragaron las medidas desacertadas de este gobierno de Luis Abinader para hacer frente a la pandemia.

Lo que toca ahora es prepararnos como país para lo peor que hayamos visto en nuestra historia en términos de crisis sanitaria, el panorama en el corto plazo es de un peligro real de colapso total de nuestro sistema de hospitales y clínicas, algo nunca antes visto para nuestra población.

El pasado fin de semana de las madres cada quien hizo los que le vino en ganas sin control ni precaución, como si aquí no pasara nada se vieron multitudes en los restaurantes y en en los barrios hubo fiestas por todos lados, la gente se lanzó a las calles a ¨botar el golpe¨, no hubo cierre de ingreso a los lugares del país con menor numero de contagios, los resultados de este libertinaje permitido por el gobierno lo veremos a partir de mediados de este mes de junio.
Y si esta semana de Corpus, que es un fin de semana largo, permitimos que se vayan a las playas y balnearios, a las zonas de recreo un gran numero de nuestros ciudadanos, entonces veremos lo que ocurrirá a fines de este mes y principios de agosto, parece que esta es la intención, pues son tan barbaros que no guardan las apariencias, y dejaron las zonas turísticas abiertas para baile, fiesta y ¨teteo¨ hasta las 12 de la noche.

Los resultados de todo esto será que en muy pocos días no habrá camas para enfermos en los hospitales y clínicas, no habrá ventiladores para quien los necesite, no habrá (ya no hay en muchos lugares) espacios en las Unidades de Cuidados Intensivos para los que lo tengan que ser cuidados por especialistas del área y probablemente faltará oxigeno para proveer a los pacientes porque no habrá producción suficiente, es decir, para ¨salvar el turismo¨ parece que Abinader y Collado están dispuestos a hundir el país.

Para ejemplo basta un botón, en el día de ayer murió un ciudadano español en el centro medico UCE, lamentablemente padecía Covid y no se pudo conseguir una cama en ninguna parte de la Capital, Santiago y otras ciudades, tenía un hijo de tres meses de nacido procreado durante la pandemia, uno de sus amigos escribió en twitter: ¨murió uno de mis mejores amigos y compatriota, tenia tanto dinero que podía comprar un hospital, sin embargo perdió la vida esperando se desocupara una cama para poder se tratado¨, esa es la realidad nuestra hoy día, la desesperación y la muerte que ronda por nuestras clínicas y hospitales.

Y es que no, ¨la talvia¨ caliente no mata el virus, ni el salitre lo detiene, ni el gobierno anterior pedía periodos de emergencia al congreso para que hubiera temor en la población y no fueran a votar en julio del año pasado, es que hay un virus llamado SARS-Cov2 que desborda los servicios hospitalarios cuando no se le pone atención, por eso a pesar de salir perjudicados en términos electorales, la responsabilidad del PLD y Danilo en el gobierno, fue que evitó la situación que ahora estamos enfrentando.