Muy Dura la Carga

24

El proceso inflacionario que nos afecta como a casi todo el mundo, se acrecienta en forma sostenida.

Las alzas de precios tocan los bienes y servicios más sensibles para la población.

Alimentos, transporte, vivienda, energía y salud son los más afectados.

Publicidad

Hasta el momento, solo las autoridades monetarias y financieras han tomado medidas concretas en procura de enfrentar el flagelo y atenuar su impacto con la variación registrada en las tasas de interés.

Pero acciones complementarias en el orden fiscal y del gobierno continúan ausentes.

Inquieta que junto al incremento de precios, se esté produciendo una merma en la producción. Sobre todo en la agropecuaria.

Apelar a la importación masiva como compensación y garantía de abastecimiento, constituye una apuesta desacertada, nociva y peligrosa.

El incremento de precios en las materias primas en el mercado internacional encuentra en la caída de la producción un funesto aliado para el dañino proceso inflacionario.

Urgen las medidas complementarias de las iniciativas monetarias y financieras puestas en marcha.

Los recursos y la buena gestión  para la producción nacional tampoco asimilan más retraso.

Ojalá se entienda que para la población, la carga no puede ser más pesada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here