Moscoso Puello celebra 62 aniversario con la atención de miles de pacientes

12

En el marco de la celebración del 62 aniversario del hospital doctor Francisco Moscoso Puello, este 24 octubre, su director doctor Enmanuel Silverio, destacó la importancia del rol docente del centro, lo que ha permitido la formación de recursos humanos especializados con las competencias científicas y técnicas que exige el mundo actual, esto a través de sus 13 residencias médicas.

El director agradeció a los médicos por ser profesionales entregados, y los motivó seguir garantizando la atención a los ciudadanos que requieren salud.

“Hay que continuar trabajando apegados a los principios éticos de la medicina, donde predomine atención humanizada, una forma de garantizar el derecho a la salud de la ciudadanía”, manifestó el doctor Silverio.

Publicidad

En lo que va de año el hospital doctor Francisco Moscoso Puello ha asistido 104,660 emergencias y 101,327 consultas.

Las consultas con mayor cantidad de pacientes asistidos fueron cardiovascular, con 20,770; medicina familiar, con 13,676; neumología, con 8,597; pediatría, con 6,168; y urología, con 5,810.

En materia de infraestructura, el Moscoso Puello acondicionó varias áreas del centro, a los fines de no sólo contribuir con lo visual, sino con el espacio para que los pacientes puedan recibir los servicios en mejores condiciones, donde prime la calidad y la humanización, tal cual establecen las disposiciones del Servicio Regional de Salud Metropolitano (SRSM) y el Servicio Nacional de Salud (SNS).

Se recuerda que el director del Servicio Nacional de Salud, doctor Mario Lama, felicitó y reconoció a la gerencia del hospital por el trabajo realizado en mejora de los servicios, infraestructura y equipos del centro.

La actual gerencia adecuó los quirófanos del bloque quirúrgico, se les colocó piso aséptico, climatización adecuada; se adquirieron nuevos equipos como varios sets de cirugías menores y mayores, mesas metálicas tipo mayo, aspiradores quirúrgicos y otros.

Además, se remodeló el área de toma de muestras del laboratorio clínico, dejando de ser un único espacio para estar divididos por cubículos; también el almacén de medicamentos y las oficinas de facturación, enfermería, banco de sangre y las unidades COVID-19 y de Pie Diabético tuvieron mejoras en la estructura física.

La jardinería fue otra de las áreas beneficiadas con los cambios, también la colocación de la puerta principal automatizada, ajustes en la iluminación a nivel interno y externo, mantenimiento de pisos, ductos y pinturas y, para garantizar la vigilancia, se amplió la instalación de cámaras de seguridad.