México gana a EEUU y disputará el torneo olímpico de béisbol

42

El bate que Efrén Navarro dejó roto en el Domo de Tokio significa algo histórico para el béisbol de México: el boleto para sus primeros Juegos Olímpicos.

Matt Clark igualó la pizarra con un jonrón ante Brandon Dickson para abrir la parte baja del noveno inning y Navarro rompió el bate con un sencillo contra Caleb Thielbar para remolcar la carrera de la victoria en el 10mo, en la victoria 3-2 de México sobre Estados Unidos el domingo, que clasificó al equipo al torneo olímpico de los Juegos de Tokio 2020.

El hit de Navarro cayó en lo corto de jardín central para dejar en el terreno a los estadounidenses y darles a los mexicanos la medalla de bronce del torneo Premier 12.

“Es un gran honor para nosotros, para la fanaticada. Esto es para ustedes. Todos lo hicimos juntos”, dijo Navarro, el primera base de México. “Y ahora vamos para lo que viene”.

Lo que sigue es el regreso del béisbol al programa olímpico, ausente desde Beijing 2008.

“El año que viene vamos por el oro”, declaró el manager mexicano Juan Castro.

México se sumó al anfitrión Japón, Corea del Sur e Israel en el campeonato de seis naciones de Tokio 2020. Estados Unidos tendrá otra oportunidad de clasificarse con un torneo de la región de las Américas, que se disputará en marzo o abril en Arizona, y que servirá para adjudicar una de las dos plazas olímpicas restantes.

La selección mexicana consiguió el pasaje inédito gracias a un roster que incluye a 14 peloteros nacidos en Estados Unidos. Como anfitrión en la ciudad de Guadalajara, México cerró invicto una primera fase del preolímpico, y el triunfo en el duelo por el bronce en la “Súper Ronda” ante Estados Unidos, lo dejó como el equipo más destacado del continente americano.

Este duelo estuvo cargado de dramatismo.

México perdía 2-1 al afrontar la baja del noveno hasta que Clark la desapareció por el central ante Dickson, un expitcher de los Cardenales de San Luis.

El encuentro se fue a extra innings y se apeló al criterio de desempate: cada equipo empezaría su entrada con corredores en primera y segunda.

Al tener la primera oportunidad, el manager estadounidense Scott Brosius ordenó a Bobby Dalbec, un cotizado prospecto de los Medias Rojas de Boston, dar un toque de sacrificio. México procedió a darle un boleto intencional a Drew Walters. Pero el pitcher mexicano Carlos Bustamente sofocó la amenaza cuando ponchó a Alex Bohm y sacó a Bobby Dalbec con un elevado.

La misma secuencia se produjo en parte baja del décimo. Navarro, quien se había ponchado tres veces en el juego, acabó respondiendo con el hit decisivo que remolcó a Noah Perio. Los jugadores mexicanos salieron despedidos de la cueva para abrazar a Navarro en el terreno, bañándose con botellas de agua.

“Nada más dije que es tiempo de fajarme y jugar para el equipo”, contó Navarro, un veterano de 33 años que en las Grandes Ligas jugó la pasada temporada con los Cachorros de Chicago y luego con los Hanshin Tigers de la pelota japonesa.