Las obras en Santo Domingo Oeste

2

Por Santos Aquino Rubio

Santo Domingo Oeste es un municipio importante y requiere de una atención especial de las autoridades, para que tenga el desarrollo que necesita en el mediano plazo, pues se trata de una zona con gran vocación económica y social.

Las grandes empresas, los proyectos de vivienda, los negocios, incluyendo educación y salud, han tenido un repunte interesante, pero ningún gobierno puso atención a este fenómeno, menos aún, los alcaldes que se han sucedido desde su creación.

Las condiciones de las vías principales y las calles en los barrios, cañadas como Guajimía y el 13, necesitan especial entrega para evitar la ocurrencia de tragedias cuando se registran huracanes y temblores de tierra.

A partir del Consejo de Gobierno celebrado en este municipio el 14 de febrero pasado, ha despertado la esperanza en quienes residen en esta zona, porque jamás se ha construido una obra oficial que tenga el sello de una buena acción.

Si la mirada de las presentes autoridades se enfoca en Santo Domingo Oeste, en poco tiempo podrá observarse un gran desarrollo, porque solo se espera ese empuje para lograr el desarrollo que tiene, por ejemplo, Santo Domingo Este.

Este municipio no cuenta con un palacio municipal y hasta los terrenos en que se levantan los parques y centros de recreación, han sido puestos en manos privadas, sin beneficio alguno para la comunidad. Estos espacios deben recuperarse para que la gente pueda volver al parque, recrearse sanamente en familia, vivir como seres sociales y disfrutar en igualdad de condiciones de los espacios legados por la naturaleza.

Es tiempo de completar este sueño de los residentes en Santo Domingo Oeste, quienes también tienen derecho a recibir la atención oficial y a vivir como Dios manda, con oficinas oficiales y estructuras que hagan viable el desarrollo, que disminuya el caos y el desorden que ahora se registra por la falta de interés de quienes deben resolver el problema. Es hora de arrancar.