La OEA enviará misión para evaluar la tensión política en El Salvador

3

SAN SALVADOR.- El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció este jueves que el organismo enviará una misión especial a El Salvador para evaluar la tensión política que vive el país de cara a las elecciones legislativas y municipales del 28 de febrero.

“La Secretaría General de la OEA acepta las solicitudes de la República de El Salvador de enviar una misión especial a los efectos de evaluar la situación político institucional y contribuir con la preservación y fortalecimiento del estado de derecho”, indica un comunicado publicado por Almagro en sus redes sociales.

En el mismo, Almagro manifiesta “su disposición a que la misión especial contribuya a facilitar el diálogo político que lleve al fortalecimiento de las instituciones democráticas en el país, especialmente en lo que se refiere a la independencia de poderes y a la investigación de los hechos denunciados por todas las partes”.

Agrega que la misión también buscará “contribuir a que los poderes del Estado salvadoreño brinden plenas garantías al proceso político electoral” del 28 de febrero.

El clima político salvadoreño se tensó más desde el martes, cuando el diputado opositor Ricardo Velázquez Parker pidió activar el mecanismo constitucional para evaluar la capacidad mental del presidente, Nayib Bukele, para seguir en el cargo.

La Constitución salvadoreña establece que la Asamblea Legislativa tiene la facultad de declarar, con al menos 56 votos de los 84 diputados y con el dictamen unánime de cinco médicos, “la incapacidad física o mental del presidente” para el ejercicio de su cargo.

El presidente salvadoreño señaló en sus redes sociales que la solicitud de Velázquez se constituye en un “intento de golpe de Estado parlamentario”.

“Es increíble, pero revelador, ver a los autoproclamados ‘defensores de la democracia’ mantener total silencio ante el intento de un golpe de estado parlamentario”, publicó Bukele.

El Congreso, de mayoría opositora, ha pedido la intervención de la OEA después del 9 de febrero de 2020, cuando Bukele ingresó al recinto legislativo escoltado por soldados y policías armados con fusiles de asalto y afuera lo aguardaban cientos de sus seguidores pidiendo “insurrección”.