Por Julio Castro

En la libreta de apuntes del dirigente de la selección nacional de voleibol femenina, Marcos Kwiev, la palabra “favorito” no existe. Entiende que esa expresión, que está siendo aplicada a las Reinas del Caribe para avanzar a los Juegos Olímpicos de Tokio, no es compartida con su persona.

En la misma tesitura se encuentra la capitana de la selección, Prisilla Rivera, quien calificó de error “creerse favorito”.

“Ser favorito no gana juegos”, señaló Kwiev. “La clasificación para los Juegos Olímpicos no será fácil por la calidad de los demás equipos que estarán participando en este preolímpico. No creo en favorito. Eso se lo dejo a los periodistas y a los fanáticos”, agregó.  Calificó de “fuerte” el compromiso que tendrá la selección femenina en el preolímpico cuando enfrente a los combinados de Puerto Rico, México y Canadá este fin de semana en el Palacio de los Deportes profesor Virgilio Travieso Soto.

“Hemos batallado cuatro años fuertemente para llegar hasta este momento. En el primer preolímpico estuvimos cerca de la clasificación, pero ahora es otra oportunidad. Sabemos que los demás equipos vendrán al país a buscar lo mismo que República Dominicana y para eso nos estamos preparando bien”, indicó el dirigente brasileño.  Valoró las excelentes condiciones físicas que tienen las integrantes del combinado dominicano, lo que pudo comprobar en el reciente entrenamiento que sostuvieron en Sao Paulo, Brasil, que incluyó además, dos encuentros con el seleccionado de esa nación suramericana.

“Además de buscar una buena concentración del equipo y de que estuvieran todas juntas, también nos sirvió para observar vídeos de los equipos contrarios a los que nos vamos a enfrentar. Asimismo despejamos dudas o situaciones que entendíamos no nos favorecían. Solo espero que todas estén enfocadas en el torneo”, dijo Kwiev.

La advertencia de Rivera

Prisilla Rivera sostiene que no habrá rivales débiles en este preolímpico de voleibol. En cambio, entiende que cuidarse del contrario es el objetivo principal en este torneo que se jugará viernes, sábado y domingo con una doble cartelera por día.

“Tenemos que cuidarnos de todos. Todos quieren lo mismo y todos se han preparado para lo mismo. Los cuatro equipos pueden dar la guerra. Se han preparado muy bien y cuyo objetivo, al igual que nosotras, es clasificar para los Juegos Olímpicos. Esto es una guerra en donde vamos a darlo todo y entrar a matar porque aquí no habrá nada regalado”, dijo la capitana de la selección nacional.

El preolímpico arrancará este viernes con un primer encuentro entre los seleccionados de Puerto Rico y Canadá a partir de las cinco de la tarde, mientras que a las ocho de la noche, las Reinas del Caribe se medirán a México. “Creerte favorito es un error. Eso hace que tú te confíes. Nosotras no vamos a tener confianza en nadie. Nosotras vamos a entrar a matar a quien sea que esté ahí en frente. En este torneo hay que sudar mucho para lograr lo que quieres”, puntualizó Rivera.

¿Brenda o Larismel?

El primer día de prácticas, en el Palacio del Voleibol, contó con la presencia de 14 jugadoras, incluida la libero Brenda Castillo, quien se recupera de manera satisfactoria luego de una intervención en su brazo izquierdo tras sufrir un accidente de tránsito en agosto pasado en Las Terrenas de Samaná.

“Brenda aún no está en un cien por ciento, pero si está en condiciones para jugar. No está en su mejor forma por el tiempo perdido producto de su recuperación. Brenda es una jugadora que está por encima del promedio. Ella estando en un 70% puede aportar mucho al equipo, pero aún no sabemos si estará como titular en el equipo”, sostuvo Kwiev. Además de Castillo, la selección también cuenta con la libero Larismel Martínez, quien tuvo un desempeño muy bien valorado en el pasado torneo de la Liga de Naciones. l