La comunidad latinoamericana reclama su hueco en Hollywood

9

Marta Garde

Washington.- De la gran y pequeña pantalla a las juntas de decisión: la comunidad latinoamericana en la industria estadounidense del entretenimiento reclama su espacio para estar más presente y alejada de los estereotipos.

“Somos el 19 % de Estados Unidos, deberíamos estar en el 19 % de los espectáculos”, resumió este martes la actriz y dramaturga mexico-estadounidense Tanya Saracho, que para poder dar salida a su propia visión cofundó el Teatro Luna en el año 2000 y la Alianza de Artistas Latinxs de Teatro en Chicago.

Publicidad

El escenario de su reivindicación fue la jornada inaugural de la conferencia anual del Instituto del Caucus Hispano en el Congreso (CHCI), un foro que hasta este miércoles agrupa a legisladores demócratas de origen latino y a miembros destacados de esa población en el país.

Las cifras respaldan la necesidad de cambio: un informe de septiembre de 2021 impulsado por el legislador demócrata Joaquín Castro evidenciaba que aunque los latinos eran los que más van al cine en Estados Unidos, en pocas ocasiones son los protagonistas o directores de los filmes y esas películas suelen perpetuar estereotipos sobre ellos.

“A veces me siento como una mendiga rogando que me dejen contar mis historias”, recalcó Saracho, para quien es “infantilizador” que otras personas digan a los latinos cómo son, razón por la que, pese a las diferentes idiosincrasias de cada nacionalidad latinoamericana, insta a unir fuerzas en esa lucha.

Ese mismo informe apuntaba que los hispanos representan el 12 % de los trabajadores de la industria de los medios en comparación con el 19 % de los trabajadores del resto de sectores y que en los puestos de responsabilidad el 80 % de los directivos son blancos y solo el 4 % latinos.

Pete Corona, director de series originales de Netflix, señala que la primera vez que percibió un cambio interno significativo fue hacia junio de 2020, cuando en plena pandemia de coronavirus los latinoamericanos querían verse a sí mismos en la pantalla.

“Hay un gran espacio por ocupar. No se piensa en nosotros de forma general, sino con campañas muy nicho, como si solo quisiéramos estar suscritos a un tipo de narrativa”, explicó a Efe el directivo mexicano-estadounidense, que nació en San José, en el estado de California, y lleva cuatro años en esa plataforma.

OPORTUNIDAD DE NEGOCIO

Desde un punto de vista meramente empresarial, añadió, apostar por la comunidad latinoamericana tiene sentido. Los latinos son “la mayoría dentro de las minorías” de Estados Unidos, por lo que la oportunidad de negocio “es inmensa”.

En los distintos paneles dedicados a esa temática en el CHCI, no se echa solo la culpa de puertas afuera. “Cuando somos invitados a una mesa debemos creer que merecemos ese asiento y aprovecharlo”, sostuvo Gisela Mendoza, vicepresidenta de operaciones publicitarias en The Walt Disney Company.

Cuando empezó su carrera, en su día a día laboral le cohibía su acento a la hora de hablar en inglés. Su acento sigue ahora perceptible, pero ya no la frena, aseguró: “Debemos estar orgullosos de quienes somos”.

No hay una sola solución para compensar la balanza, pero a la hora de equilibrar la representación latinoamericana en esa industria se ve necesario dejar la puerta abierta a quien llegue detrás e impulsar programas que faciliten la contratación desde la universidad, para promover que esa comunidad acabe llegando a los puestos de poder.

Y en esa misma batalla la interseccionalidad y la inclusión también desempeñan un rol clave, tanto en cuestión de identidad sexual como de género: está demostrado, según Corona, que cuando una mujer está al frente de su propio espectáculo la posibilidad de que contrate a otras mujeres o a personas de color es tres veces mayor que con sus homólogos masculinos. EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here