Por JAKE COYLE


NUEVA YORK (AP) — El actor Kumail Nanjiani tiene algunos apodos para la vida en cuarentena. Para él hay un “Antes de Hanks y Wilson” y “Después de Hanks y Wilson”, en referencia a los actores Tom Hanks y Rita Wilson, que estuvieron entre los primeros famosos diagnosticados con coronavirus. Y se ha conformado con llamar los desconcertantes días de encierro como “The Weirds”, o “Los raros”.

Esto aplica a toda la confusión y rarezas de la vida desde que comenzó la pandemia. Como cuando Nanjiani estuvo en “Good Morning America” la semana pasada.

“Lo hice por Zoom desde mi garaje. En Nueva York eran las 5 de la mañana, así que no había salido el sol, llevaba mis pantalones de pijama”, dijo Nanjiani. “Es un raro recordatorio de lo diferente que es todo ahora”.

Junto a su esposa, la guionista Emily V. Gordon, Nanjiani ha documentado sus altibajos emocionales, ansiedades y pequeños consuelos de la vida en cuarentena desde su casa en Los Ángeles en su podcast benéfico “Staying In”. Ahora, tras periodos más altruistas, considera que está en su “fase más egoísta”, pues como todos los demás quiere regresar a su vida de antes.

Pero la cuarentena también le ha dado a Nanjiani la oportunidad de contemplar el torbellino que ha sido su vida en los últimos años. Desde su papel revelación de 2017 en la película nominada al Oscar “The Big Sick” (“Un amor inseparable”), una comedia romántica autobiográfica que escribió con Gordon sobre el dramático inicio de su relación, Nanjiani ha adquirido mayor prominencia.

Interpretó a un chofer de Uber con Dave Bautista en “Stuber” (“Stuber: locos al volante”), hizo la voz de un diminuto extraterrestre en “Men in Black International” (“Hombres de Negro Internacional”) y la de un avestruz travieso en “Dolittle”. Ahora será uno de los protagonistas de la cinta de Marvel “The Eternals” (“Los eternos”), y actúa junto a Issa Rae (de la serie “Insecure”) en “The Lovebirds” (“Dos tórtolos”), una comedia en la que una pareja que acaba de separarse se ve envuelta en una saga criminal mortal. La película se estrena el viernes en Netflix luego que la compañía de streaming la adquirió de Paramount Pictures debido a la pandemia.

No todos sus proyectos han sido un éxito, pero incluso en los que han sido una desilusión, el actor de 42 años ha sido una fuente brillante de sarcasmo, neurosis y dulzura auténticos. Nanjiani tiende a mejorar todo aquello en lo que participa.

Como un comediante pakistaní-estadounidense convertido en actor, Nanjiani es diferente a las estrellas que lo anteceden. Ahora está encontrando su camino en un Hollywood donde los actores surasiáticos apenas han recibido papeles y a menudo han sido encasillados. Así que cuando Nanjiani no se siente aterrado por la pandemia, revisa qué tipo de películas le gustaría hacer.

“Honestamente es durante esta cuarentena que he podido sentarme y de alguna manera pensar ‘¿cómo quiero que luzcan los próximos cinco años de mi vida?’”, dijo. “A veces haces cosas simplemente porque la gente te lo pide y es algo de gran presupuesto. En los últimos años, he hecho cosas que he disfrutado mucho, que me han encantado, y algunas cosas que no disfruté, que no terminaron saliendo tan bien”.

Nada ha capturado la transformación de Nanjiani mejor que una foto que publicó en diciembre en Instagram en la que mostraba su esculpida figura, resultado de su entrenamiento para “The Eternals”. La foto, que dista mucho de su personaje de nerd en “Silicon Valley”, desató todo un debate sobre la imagen corporal y “el ocaso de los poco atractivos”.

“Estaba interpretando al primer superhéroe paquistaní en una película de Hollywood, en una película de Marvel, nada más y nada menos”, dijo Nanjiani. “Era muy importante para mí que este tipo se viera como si pudiera ser amigo de Thor o el Capitán Amé

Nanjiani ve a “The Eternals”, que se estrena en 2021, como un nuevo camino que está dispuesto a seguir. No sólo porque es un paso fuera de la comedia, sino por la experiencia de trabajar con la directora de “The Rider” Chloe Zhao. “Ella es realmente una de las grandes cineastas de nuestro tiempo”, dijo el actor. “Trabajar con ella me cambió la perspectiva. Me di cuenta de que quiero trabajar con alguien que me haga sentir así de seguro”.

“The Lovebirds” es también el resultado de una relación de confianza. Está dirigida por Michael Showalter, quien estuvo al frente de “The Big Sick” (“Un amor inseparable”) y ha colaborado con Nanjiani desde 2009 en la serie “Michael and Michael Have Issues”.

Para Showalter, el atractivo de “The Lovebirds” radicaba principalmente en la combinación de Nanjiani y Rae.

“Simplemente me encanta que sean estrellas de cine del siglo XXI. No son lo que estamos acostumbrados a ver”, dijo Showalter. “La idea de una película con estos dos actores como protagonistas románticos en una cinta de acción divertida me parecía muy vigorizante, una pieza fresca de casting que hace que todo se sienta interesante”.

Está claro que Nanjiani está motivado a aceptar papeles que otros no esperarían de él. Le atraen romper los estereotipos porque de todas formas no encaja con ellos.

“No siento que pertenezco a ningún grupo específico. No lo digo como ‘no puedes encasillarme, soy muy raro’. Me gustaría pertenecer a un grupo específico”, dijo Nanjiani. “Pero no me siento pakistaní porque no vivo en Pakistán. No me siento estadounidense porque muchos estadounidenses no piensan en mí como estadounidense. Hago comedia, pero también otras cosas”.

Durante la cuarentena, Nanjiani vio tres películas que no había visto desde que era niño: “Krull”, “The Beastmaster” (“El señor de las bestias”) y “The Thief of Baghdad” (“El ladrón de Bagdad”).

“Suddenly there would be an image and you’re like, ‘Oh, my God. This is part of my DNA,’” says Nanjiani. “I realized that the things I loved about movies when I was eight years old are still the things I love about movies.”

“De pronto aparece una imagen y dices ‘oh por Dios, esto es parte de mi ADN’”, dijo Nanjiani. “Me di cuenta de que las cosas que me encantaban de las películas cuando tenía ocho años son las mismas cosas que todavía amo del cine”.