Por Laura Ortiz Guichardo

“Cuando le pones empeño y amor a lo que haces, eso se refleja hasta en el más mínimo detalle”. Esa es la ‘sencilla’ respuesta del diseñador Joel Reyes tras preguntarle cuál ha sido su secreto para trascender las fronteras de la moda dominicana y tener éxito en tierras extranjeras.

La gran influencia en el mundo de la moda de este joven soñador que ha alcanzado exhibir sus creaciones en pasarelas de países de la talla de Corea y Dubái, se la confiere al también diseñador dominicano Oscar de la Renta, de quien extrae la frase: “la mujer elegante no es ruidosa”, la cual comprende gran parte de la que ha sido su filosofía de trabajo desde sus inicios.

“Yo diseño para que vean la mujer dentro de mi vestido, no mi vestido encima de la mujer. Soy partidario de hacer siempre que la mujer sea la que resalte por su elegancia sin rayar en lo vulgar. Eso es algo que no negocio”.

Ciertamente, para quienes han tenido la oportunidad de apreciar sus diseños, no es difícil darse cuenta de que son obras de arte que conjugan el buen gusto y la alta costura, pero sobre todo, la originalidad y la creatividad.

Respecto a eso, Reyes expone que lo que permite que sus vestidos sean diferentes a los demás es que difícilmente se sienta a hojear revistas de moda para ver lo que está a la vanguardia. Prefiere optar por dejar volar su imaginación y regirse por su criterio para imponer sus propias tendencias.

“El trabajo de un diseñador no es seguir tendencias, es crearlas de acuerdo al país en el que se encuentre. Los dominicanos somos muy dados a lo que dicte la moda anglosajona, europea o asiática, pero debemos entender que estamos en una isla caribeña, por lo que no es lo mismo”, dice.

Aunque la marca de Joel Reyes ya ha calado en el gusto popular de personas incluso de diferentes continentes del mundo, el diseñador subraya que más allá de buscar internacionalizarse, su propósito principal es conquistar el mercado local con prendas que puedan ser utilizadas por todo tipo de público.

“No busco convertirme en un diseñador de la elite o de alta costura para dos o tres. Desde que inicié mi pensar ha sido ser una marca multinacional que pueda venderse en cada rincón del mundo”, relata.

Querer es poder

 Cuando se desea algo de todo corazón el universo conspira para que se logre, siempre y cuando se luche por ello. Al menos así lo concibe Joel Reyes, para quien llevar un mensaje de superación a la juventud es más importante que dejar un legado en el mundo de la moda.

“Quiero que los jóvenes que piensan que no tienen las posibilidades de salir adelante sepan que la pobreza es un estado mental. Para lograr metas solo hace falta enfoque y creer en sí mismo. Yo vengo de abajo y mira donde estoy”, dice, agregando que no considera haber alcanzado el éxito todavía, ya que está consciente de que le falta mucho por recorrer.