Independencia como plataforma binacional

8

Por Erick Dorrejo

Como parte de la serie orientada a visibilizar una propuesta estratégica para cada una de las provincias de la zona fronteriza, destacamos la provincia de Independencia como la demarcación político-administrativa situada en la coordenada mas occidental de la República Dominicana (71°51′ W), integrada por los municipios de Jimaní, Duvergé, La Descubierta, Mella, Postrer Río y Cristóbal, con una población proyectada de 58,951 habitantes (ONE 2021) para una densidad provincial de 33.29 Habs./Km², muy por debajo del promedio nacional.

La proximidad con Puerto Príncipe (54.1 Km) convierte a esta provincia en el mejor eslabón para la organización, fomento y tecnificación de toda la cadena comercial que suple a nuestro segundo socio comercial a través del puerto de Jimaní, el cual está llamado a transformarse en un Hub Regional de la República Dominicana para el acopio de productos cosechados o elaborados en cualquier rincón de la geografía nacional; con la finalidad de ser vendidos al importante mercado Haitiano y que estos productos también puedan llegar al mercado caribeño, que por el momento, no tenemos el acceso deseado.

Publicidad

Para estos fines es necesario organizar la infraestructura física existente, tanto para la consolidación de los espacios de almacenamiento, como para la red de mercados binacionales existentes en la provincia repartidos en Malpaso, Cacique Enriquillo y Tierra Nueva; ambos sistemas de comercialización necesitan fomentar una nueva cultura administrativa que contribuya en aumentar los movimientos comerciales que cruzan por este territorio y a su vez beneficie la economía local, dotando de herramientas a los habitantes de esta provincia para el trabajo efectivo, lo cual redundará en beneficio para las mujeres, comúnmente denominadas “marchantas” que han hecho de la comercialización con Haití su oficio primario para el sustento de sus familias. Esto requiere tecnificar los niveles de control y regulación en este borde fronterizo para garantizar el funcionamiento eficiente de esta actividad comercial.

Como complemento a esta oportunidad de desarrollo y ante la disponibilidad de suelo en la provincia se requiere impulsar una agroindustria focalizada en productos agrícolas propios de la zona, como el plátano, el cactus o la sábila, que no solo provea de oportunidades a la gente del campo sino que también permita abrir una nueva era para la instalación de industrias que puedan acogerse al nuevo marco legal de incentivos para el desarrollo fronterizo (Ley 12-21) agregando valor a esta producción; comercializando a nivel nacional o internacional, tostones, plantas para jardinería o el famoso aloe vera entre otros productos.

Finalmente, la provincia de Independencia tiene el potencial de servir al desarrollo ecoturístico de la región Enriquillo a través del patrimonio ambiental y cultural localizado en el Lago Enriquillo, las aguas azufradas La Zurza, la isla Cabrito, la loma del Charco Azul, las aguas termales en Boca de Cachón, Las Barias, el balneario Hawái, el monumento Enriquillo, entre otros; actividad que permitirá impulsar una industria local y creativa que potencie el desarrollo endógeno de este territorio, consolidando las oportunidades en esta provincia estratégica, por medio de la mejora de sus condiciones de habitabilidad básica como medios para elevar la calidad de vida de su población