Caracas. El líder opositor venezolano Juan Guaidó calificó los actos vividos este miércoles en los alrededores de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) como una “toma” de la sede del Legislativo ejecutada por “paramilitares”, lo que considera que “devela” la “dictadura” del presidente Nicolás Maduro.

“(En el gobierno) están usando paramilitarmente grupos civiles armados por la dictadura para atentar violentamente contra el Palacio Federal Legislativo”, dijo Guaidó a periodistas antes de iniciar una sesión parlamentaria en un auditorio ubicado en el sector El Hatillo, en el este de Caracas.

El Palacio Legislativo amaneció este miércoles circundado por policías y cuando una comitiva del Parlamento se dirigió hacia la AN para constatar la situación fueron atacados por “colectivos”, nombre con el que se denominan grupos de civiles frecuentemente armados que dicen defender la revolución bolivariana y que son considerados como paramilitares también por organizaciones de derechos humanos.

Durante el trayecto de la comitiva también fueron agredidos varios periodistas nacionales e internacionales tal y como sucedió el pasado 7 de enero, cuando Guaidó intentó hacer una sesión de la AN en su sede.

Ante la imposibilidad de acceder a la sede parlamentaria, la comitiva regresó a la sede de Acción Democrática, partido tradicional de la socialdemocracia venezolana, donde Guaidó tomó la decisión de hacer la sesión parlamentaria en un auditorio.

“Quedó develada la dictadura”, afirmó Guaidó acerca de ese traslado obligado antes de agregar: “Ellos quieren seguir exponiéndose de manera brutal como lo que son, unos dictadores”.

Asimismo aseguró que las Fuerzas Armadas fueron “cómplices hoy de los colectivos, los paramilitares” en lo que calificó como una “emboscada contra parlamentarios”.

“Vamos a insistir en lo que corresponde al uso del palacio, eso no es de un militar, de un guapetón (soberbio) de barrio”, concluyó Guaidó antes de asegurar que no debe pedir permiso para hacer uso del espacio.