Por Miguel Medina

Gonzalo Castillo, candidato presidencial por el PLD, es el capitán que República Dominicana necesita para conducir en los próximos 4 años los destinos de la nación, a fin de continuar con el desarrollo y el bienestar de todos los dominicanos.

Él encarna las nuevas ideas para seguir avanzando y para que la prosperidad y el bienestar lleguen a más hogares dominicanos.

Gonzalo tiene perfil y una historia de éxito. Lo que ha hecho, tanto en el sector privado, como próspero y reputado empresario; y en sector público, como funcionario eficiente y transparente.

Su historia de vida está llena de emprendimiento, de sueños realizados y tiene mucho que ofrecer. Y como bien él ha dicho: “Cuando usted busca a alguien para conducir una nave, busca a un hombre experimentado y yo represento ese capitán que necesita el país para estos próximos cuatro años”.

Es un hombre triunfador en la vida porque todas las metas que se ha trazado las ha logrado. Es un hombre cristiano, temeroso de Dios, y siente que Dios primero, y luego República Dominicana y sus padres les han dado las oportunidades de llegar hasta donde lo ha hecho y quiere devolver algo a su país; por eso ha dicho que quiere ser Presidente para crear una nación de mayores oportunidades.

Por eso, como parte de su visión de Estado, continuará consolidando la extraordinaria obra de gobierno del presidente Danilo Medina y, como un político moderno, pondrá su propia visión de lo que debe ser un Estado innovador.

Garantiza que todas las políticas públicas ejecutadas por el presidente Medina que han estado reduciendo progresivamente la brecha social entre los dominicanos se sigan profundizando para acelerar el proceso de desarrollo que vive el país.

Estoy convencido que Gonzalo tiene una cabeza llena de nuevas ideas, un corazón solidario y manos firmes para lograr profundizar esas políticas públicas y muchas otras más que permitan acelerar el proceso de desarrollo de nuestra nación.
Estoy seguro que trabajará con todos los sectores de la sociedad en la construcción de una nación moderna, enfocada en aumentar los nichos de oportunidades para las mujeres y la juventud.