Gatos y palomas

26

Por María Hernández

La naturaleza es admirable y muchas veces es bueno ponerse a contemplar su desarrollo y el mundo de los que le habitan. Cada vez que puedo me detengo a ver como es la convivencia entre gatos y palomas que se confunden en el patio en una lucha aparente para sobrevivir por obtener su alimentación. Anteriormente ambos animales se reunían como todo un conglomerado seis gatos y unas dieciséis palomas a devorar la comida que se les echaba.

Hace un tiempo observo que los gatos grandes y chicos se quieren comer a las palomas, lo que las intimida para bajar del techo a alimentarse por la presencia constante de los felinos domésticos. He pasado horas tratando de ver el momento en que las mansas palomas deciden desafiar a sus atacantes y con la valentía de cualquier ser humano bajan en grupos y pierden el miedo a los gatos que ceden y les dejan el espacio.

Hace unos días, me dio mucha pena cuando tuve que quitar de la boca de un gato a una paloma a la que ya le había quebrado un ala la cual hacía grandes esfuerzos por volar, pero no podía. Hubiera querido tener un pegamento para unir de nuevo esa ala y que pudiera volar hacia la libertad.

Las palomas siempre se han tenido, en todo el mundo, como símbolos de paz por lo que son protegidas con esmero. En la República Dominicana no es común que la gente coma palomas, pero hay países como Pakistán cuya cultura asocia a estos animales a su hogar de manera tal que en los altos techos de sus casas fabrican palomares para que estas se reproduzcan y luego las comen como parte de su manjar diario.

Según los investigadores, en la actualidad, se calcula en unos 400 millones la cantidad de palomas que hay en todo el mundo, sin embargo si se retrocediera unos 10,000 años en la historia se dice que no había ninguna. Tres mil años antes de Cristo , ya se hablaba de palomas que volaban largas distancias para luego regresar, de forma exacta a su palomar y desde localidades muy remotas. Sin embargo, el origen de esas palomas, que se conocían como la paloma bravía o Columba Livia y se reproducía en montañas rocosas, como lo demuestran los hallazgos arqueológicos, aún se desconoce.

La paloma mensajera, por ejemplo, es capaz de recorrer en un solo día distancias entre 700 y 1000 kilómetros a una velocidad promedio de 90 kilómetros por hora, con breves reposos para beber y en muchos casos hace ese vuelo de un solo salto.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) motiva a los docentes de todo el mundo para que utilicen en sus clases los valores que fomenten la paz y recomiendan que usen a la paloma que es un símbolo de la paz muy antiguo. Se presenta en el libro del génesis y representa la paz y la reconciliación luego del diluvio universal. Al final de la Segunda Guerra Mundial la paloma de la paz se volvió a tomar como una imagen muy reconocida, debido a unos dibujos realizados por Picasso. De manera tradicional se presenta a la paloma de la paz con una rama de olivo en el pico y es de color blanco.

Los turistas amantes de las palomas tienen frente a la Catedral Primada de América, en la Zona Colonial de nuestro país, un lugar al que se le conoce como el Parque de las Palomas donde se posan todos los días cientos de palomas a la espera de que algún ciudadano les lance pan ,arroz o maíz, entre otros cereales, para alimentarlas.

Mientras, la población mundial de gatos se calcula en 230,000.000, muchos de los cuales son mantenidos en los hogares como mascotas y otros deambulan por las grandes y pequeñas urbes. Las tres naciones con más gatos a nivel mundial son Estados Unidos, China y Rusia. Dentro de los países donde los gatos son un rico manjar están Vietnam, Suiza, Hawái, de Estados Unidos, China, Tahití y Alaska, en Canadá, principalmente.

En la República Dominicana no se tiene información de que se coma carne de gato. Como un dato curioso, en muchas regiones remotas del país se narran historias en donde dan cuenta de que utilizaban la carne de estos animales para curar el asma en los niños, pero sin ninguna evidencia científica.

Dentro de las distintas razas de gatos se encuentran el gato Siberiano, gato bosque de Noruega, gato Exótico, gato Bengalí, gato de Bengala, gato Siamés, gato Esfinge o Sphynx, gato Persa, entre otros.

En el país, los defensores de los animales advierten acerca de la sobrepoblación de los animales callejeros, dentro de los cuales también incluyen a los perros, los cuales tienen en vilo a distintas comunidades de provincias como la de San Cristóbal. Esos activistas y protectores de los animales consideran que ya es tiempo de que las autoridades tomen en serio la construcción de un gran albergue y se realicen campañas masivas de esterilización de estos animales para evitar que se sigan multiplicando tan rápidamente.