Garbanzos con langostinos: receta paso a paso

24

Las legumbres son un alimento muy versátil en la cocina con recetas aptas para degustar en cualquier ocasión. Y un guiso de garbanzos con langostinos también, pues el marisco aporta un sabor marinero ideal tanto en invierno como en verano.

Te animamos a prepararlo no solo en las ocasiones festivas, sino para degustar en lo cotidiano, pues seguro que se convierte en uno de los platillos preferidos. Prepara la cuchara y el pan para mojar y manos a la obra.

Los garbanzos con langostinos son un plato nutritivo y equilibrado

De un tiempo a esta parte aumentó la importancia y el interés en impulsar el consumo de legumbres como un elemento más de una dieta saludable. Se pueden preparar en ensaladas, purés, salteados o guisos, con lo que es muy fácil encontrar una forma que sea del agrado de todos.

Publicidad

nivel nutricional, los garbanzos son destacables por la presencia de fibra, proteínas de origen vegetal, vitaminas del grupo B y algunos minerales (magnesio, potasio, hierro, fósforo y zinc).

Son recomendados en cualquier etapa de la vida. Tomados a menudo pueden contribuir a la sensación de saciedad, al control del colesterol sanguíneo, a la protección del sistema cardiovascular y a la regulación del tránsito intestinal.

Además de esto, los informes de la Fundación Española de Nutrición señalan que las legumbres deberían formar parte de la dieta diaria, pues destacan no solo por su composición nutricional, sino también por su fácil almacenamiento y adquisición.

En esta receta particular, los langostinos acaban de redondear el plato. Por un lado, contribuyen con algunos micronutrientes menos presentes en otros alimentos, como el zinc, el hierro, el selenio, el yodo y la vitamina B12.

Y por otra parte aportan una pequeña cantidad de lípidos en forma de ácidos grasos omega 3. Estos han sido asociados, en estudios científicos, con una mejor salud cardiovascular y un menor riesgo de problemas cognitivos e inflamatorios.

Ingredientes necesarios para 4 raciones

Dejando a un lado los dos protagonistas principales, el secreto de este guiso está en el sofrito. No en vano aporta un sabor característico, permite espesar el caldo y adoptar una textura muy cremosa.

Los ingredientes necesarios son los siguientes:

  • 300 gramos de garbanzos secos.
  • 400 gramos de langostinos crudos. Frescos o congelados.
  • 2 hojas de laurel.
  • 5 dientes de ajo.
  • 2 rebanadas de pan (o 3 si son de tamaño pequeño).
  • 1/2 cebolla.
  • 150 gramos de tomate triturado.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 40 mililitros de vino blanco.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • Aceite de oliva virgen extra, sal y un poco de perejil para decorar.

Cómo se preparan los garbanzos con langostinos

Estos son los pasos a seguir para elaborar la receta:

  1. Antes de empezar con la cocción del plato es necesario poner en remojo los garbanzos durante 12 horas. Para ello, colocar en un bol y cubrir del todo con agua. También es necesario descongelar los langostinos en la nevera con suficiente tiempo.
  2. En el momento de cocinar, comenzar por lavar y pelar bien los langostinos. Separar las cabezas y las cáscaras y colocar en una olla con un poco de aceite de oliva. Saltear a fuego medio 2 minutos y a continuación añadir 1 litro de agua. Subir el fuego y, cuando empieza a hervir, bajar la temperatura. Tapar la olla y dejar cocer 15 minutos.
  3. Pasado este tiempo apagar el fuego y apretar un poco las cabezas del marisco para poder extraer todo el jugo.
  4. A continuación, colar el caldo y verter en una olla para cocinar en ella los garbanzos. Reservar 1/2 vaso para usar más adelante.
  5. Ponerla a fuego medio y cuando hierva colar los garbanzos y agregarlos. Añadir 3 dientes de ajo sin pelar y el laurel. Con una olla normal el tiempo de cocción es de 1 hora a 1 hora y 1/2. Se reduce a 15 minutos si se trata de una olla a presión.
  6. Mientras tanto, pelar y laminar los 2 dientes de ajo restantes. Echar un poco de aceite en una sartén y dorar el ajo a fuego medio. Retirar, reservar y en la misma sartén tostar el pan por ambos lados. Conservar a parte.
  7. Añadir más aceite y sofreír la cebolla pelada y el pimiento rojo picados bien finos. Añadir sal al gusto y dejar cocer unos 10 minutos. Agregar el tomate triturado junto con el pimentón y cocinar todo junto 5 minutos más.
  8. Subir el fuego, verter el vaso de vino y esperar a que evapore el alcohol. En este momento, introducir en un vaso de batidora el sofrito, los ajos, el pan y el 1/2 vaso de caldo reservado. Triturar todo el conjunto para obtener una crema densa de color homogéneo.
  9. Comprobar el punto de cocción de los garbanzos. Cuando están listos retirar el laurel y los ajos. Con el fuego a temperatura media agregar el sofrito triturado y un poco más de sal.
  10. Dejar cocer 5 minutos y a continuación introducir los langostinos (los cuerpos que ya están pelados). Apagar el fuego y con el calor residual adquieren el punto de cocción perfecto.
  11. Rectificar de sal y ya está listo para servir. Decorar con un poco de perejil picado.

¿Cómo comer el plato?

Este plato se puede comer recién preparado, ya sea caliente o un poco templado. Si se quiere cocinar con antelación, reservar en la nevera y calentar al punto deseado antes de degustar. De esta forma, incluso se consigue un guiso con más sabor.

Los garbanzos con langostinos admiten un gran número de variantes, así como algunos atajos. Si el tiempo es escaso se puede usar la legumbre ya cocida y un sofrito preparado.

Además, las verduras de este último se pueden cambiar e introducir en el potaje unas patatas, que le dan un poco más de consistencia, tanto al guiso como al caldo. Y si eres amante del picante, prueba a condimentar con un poco de pimentón de la Vera.