Gabriel en una noche donde el merengue fue rey

33

Por Daniela Pujols

El merengue brilló y fue protagonista. En un momento en que los ritmos urbanos y los shows de artistas internacionales copan la oferta de entretenimiento, Gabriel con su espectáculo “Morisoñando Vol.1 Tour” demostró que el ritmo que corre por las venas de los dominicanos merece ser resaltado.

Un show a casa llena la noche del pasado sábado 19 en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, en el escenario se pudo ver un despliegue de luces y una escenografía espectacular bajo la producción de René Brea. Con su cuerpo de bailarinas y 14 pesos pesados del merengue como invitados fueron el hilo conductor de dos horas de un concierto muy disfrutado y bailado.

Con “A tan solo una hora”, uno de los éxitos de Gabriel, a las 9:48 de la noche sonaron los primeros acordes de una gran banda que permaneció excelente toda la noche, salvo los comunes baches de acústica de lugar y uno que otro micrófono bajito.

Y salió Gabriel vestido de blanco con chaqueta negra de brillantes y su acostumbrado sombrero, también de color blanco, elogiando el merengue. Echando mano a una de las canciones del álbum “Morisoñando Vol. 1”, el cual está compuesto por 14 temas en donde colaboró con los icónicos merengueros para darle un nuevo color a sus éxitos más emblemáticos.

Gabriel cantó “Confundido”, sin Fernando Villalona y luego “Pom Pom”.

“Para mí es un honor estar aquí está noche. ¡Qué viva el merengue!”, exclamó emocionado. Fue allí cuando salieron los primeros invitados, Los Hermanos Rosario, y el palacio literalmente se iba a caer a bajo. A ritmo de “La dueña del swing” el público empezó a bailar “de a duro”, mientras que Rafa, Tony y Luis dieron unos pasitos de baile que causaron gran algarabía.

A todo esto, el escenario, totalmente grande e imponente, cambiaba su diseño de luces y escenografía de acuerdo al invitado, siendo lo más parecido a un montaje de Premios Soberano.