FAO dice cereales tienen fuerte alza

2

Roma. El índice de precios de los cereales de la FAO acusó un fuerte aumento mensual del 7,1 %, impulsado por los precios internacionales del maíz, que se dispararon un 11,2 % y que actualmente se sitúan un 42,3 % por encima de su nivel de enero de 2020.

Esto refleja una oferta mundial cada vez más limitada ante las compras cuantiosas por parte de China y las estimaciones inferiores a las previstas anteriormente para la producción y las existencias en los Estados Unidos, así como la suspensión temporal de los registros de exportaciones de maíz en la Argentina.

Los precios del trigo subieron un 6,8 %, arrastrados por la fuerte demanda mundial y las expectativas de reducción de las ventas de la Federación de Rusia cuando sus derechos de exportación de trigo se dupliquen en marzo de 2021.

Por lo que respecta a la producción, las nuevas estimaciones de la FAO para 2020 apuntan a un máximo en la producción de trigo y arroz.

De cara a la producción de cereales de 2021, las perspectivas iniciales indican un aumento probablemente modesto de los cultivos de trigo de invierno en el hemisferio norte, alentado por los incrementos de la superficie de cultivo en los Estados Unidos, la Federación de Rusia, Francia y la India.

Se prevé que la producción de maíz en el hemisferio sur disminuya en cierta medida en la Argentina y el Brasil respecto de sus máximos históricos, pero que se mantenga por encima de la media.

Las perspectivas acerca de la producción en Sudáfrica y sus países vecinos son favorables.
Al mismo tiempo, los pronósticos de este mes apuntan a mayores volúmenes del comercio mundial y a una brusca disminución de las reservas mundiales de cereales.

A nivel mundial, actualmente se prevé una utilización de cereales en 2020/21 de 2 761 millones de toneladas, 52 millones de toneladas más que en la campaña anterior.