En Ruta de Desarrollo

199

El país marcha. Aún en medio de los escarceos políticos y electorales, la economía fluye sin contratiempos.

Dirigentes políticos y seguidores confrontan ideas y lastiman sensibilidades sin pasar de ahí. Como cada vez.

Con tropiezos esporádicos en su tránsito institucional, la democracia dominicana avanza y se consolida.

Tanto así que la injerencia la tomamos como comprensiva inquietud internacional y nos regodeamos del posicionamiento que nos hemos ganado en el espacio geopolítico. Reclamamos y nos ganamos respeto.

Por eso, ante las «inquietudes» del poder extranjero, nos sujetamos sin temores a nuestra libre determinación.

 Quizás por eso el proceso hacia una controversial reforma electoral para abrirle espacio a una eventual repostulación del presidente Danilo Medina continúe su agitado curso.

Y el proceso electoral, con ese o cualquier otro componente en el marco de nuestro sistema democrático, seguirá ese mismo curso.

Tendremos elecciones y resultados en el 2020.

El país continuará avanzando. Venciendo dificultades y malos hábitos.

Pero que quede claro. En ruta segura de desarrollo, garantizada por la decisión soberana del pueblo. Ni más, ni menos.