29.2 C
Santo Domingo

El Torito resalta la dominicanidad con espectáculo en el Jaragua

Daniela Pujols

El cantante y senador Héctor Acosta “El Torito” tiene su sello en la música dominicana con 32 años de trayectoria.

Y quedó más que demostrado con su espectáculo “El Torito es sentimiento” la noche de este viernes 2 de junio en el Salón La Fiesta del Hotel Jaragua.

El versátil intérprete cantó más de 24 éxitos suyos y homenajes en merengue, bachata, balada, bolero y hasta ranchera, además de estrenar su primera canción en son titulada “Por mi tierra y por mi gente”.

El nativo de Bonao elogió a Juan Luis Guerra y Víctor Víctor reinterpretando con sutiles arreglos “Estrellitas y duendes” y “Te busco”, respectivamente.

El concepto del espectáculo presentado por Vibra Produtions de Billy Hasbún, junto al guion y producción escénica de Aidita Selman y la dirección musical del maestro Isaías Leclerc, contó con la intervención de los actores Vicente Santos y Katyuska Licairac, quienes hicieron de una pareja dominicana y americana conociendo Santo Domingo y disfrutando del show de El Torito

Así, luego de este opening con bailarines que recrearon la llegada de la viajera con maletas incluidas, a las 9:50 de la noche arrancó Héctor Acosta su set musical con “A Pasito lento”, vestido con conjunto de chaqueta y pantalón azul y la acoplada orquesta detrás.

Continuó calentando los motores con “Enamorado”, también de su época en Los Toros Band.

La gente comenzaba a pararse de sus asientos a bailar merengue, algo que se vio en toda la velada hasta la medianoche, quedando evidenciado que, tal y como su canción, “Sin merengue no hay fiesta”.

De ahí El Torito entonó otra de sus más conocidas y disfrutadas; “Loca conmigo”, compuesta por el cantautor Wason Brazoban.

El Torito no hizo un concierto exclusivo de sus canciones, sino también de interpretaciones famosas y realizó un segmento completo dedicado al rescate del merengue. Si, a ese merengue apambichao donde está la esencia y la identidad del género.

En el popurrí, que se destacó también por la presencia de los bailarines con vestimenta tradicional, el cantante entonó “Compadre Pedro Juan”, un clásico de la música dominicana que se tocó en vivo por primera vez en 1936 compuesto por el maestro Luis Alberti y popularizado en su momento por el cantante Francis Santana.

De ese merengue de orquesta o de salón (como se llamaba) Héctor Acosta además rememoró al “Rey del merengue” Joseíto mateo con el recordado “El negrito del batey”. El fenecido “Caballo Mayor”, Johnny Ventura no puede quedarse en esta oda a la dominicanidad con “La agarradera”.

Para ese momento el Jaragua ya era una pista de baile.

“Gloria a Dios y a ustedes mi público. siempre será un orgullo cantar para ustedes y tengo el orgullo de ser dominicano”, exclamó el artista.

En el género del amargue el El Torito ha popularizado canciones que se cantaron al unísono. Estas fueron “Si tú estuvieras”, “Perdóname la vida”, “Amorcito enfermito” de la que se desprende la popular frase “Se muriooooooooooo”, así como “El anillo”, cuyo verso “Me voy de la casa y vendo el anillo”, ya no te soporto punto y final”, le da en la llaga a esas parejas que pasan por rupturas, especialmente divorcios.

El despecho está en el ADN de la bachata y continuó entonando “No pude quitarte las espinas” y “Quizás sí, quizás no”.

Después de cantar el merengue “Parrandero” decidió hacer otro homenaje y esta vez a Juan Luis Guerra con “Estrellitas y duendes”.

“JLG es un artista grande en estatura y grande en talento”, expresó.

El Torito valoró la grandeza del cantautor Víctor Víctor, fallecido en la pandemia, y lo recordó con su composición “Te busco” que fue grabada por la “Reina de la salsa” Celia Cruz.

Llegó otro Medley disfrutado con las canciones del fenecido artista de los años dorados del merengue Benny Sadel, incluyendo el hit “Son mis palabras”.

El Torito regresó con otro cambio de vestuario mientras hacían su actuación ´El dominicano y la americana´.

Esta vez sorprendió cantando rancheras.

Su voz se adaptó con maestría. De hecho, en la rueda de prensa previo al concierto dijo: “Ustedes verán que yo le pico a to” y así fue.

Acosta cantó “La bikina”, “El rey”, entre otras composiciones legendarias de México al unísono con el público.

Asimismo, hizo un popurrí de boleros.

Acercándose la última parte, Acosta, que nunca había grabado son, estrenó su primer tema en este género “Por mi tierra y mi gente” y subieron a escena la famosa pareja de bailadores de son Bienvenido Peña y Milagros Muñoz, quienes se robaron el show. Este fue uno de los momentos más gozados.

Resaltando la música típica el cantante interpretó “La Chiflera” de Fefita la Grande con el grupo de bailarines en pleno que brillaron también por la vestimenta tradicional.

En “La nena del Jean” y “El mujerón” las bailarinas usaron las faldas florales con vuelos alusivos a los conjuntos musicales de los 80 y 90.

A la medianoche y con un promedio de casi 30 canciones El Torito se despidió con el público encendido y pidiendo otra cantando “Sin merengue no hay fiesta”.

Pese a que era la última canción según el setlist al que tenían acceso los periodistas, el artista regresó con “La quiero ver” (Aquí hay mujeres que bailan bueno).

Casi el resto del público se quedó en el aforo unos minutos esperando a ver si continuaba la fiesta que resaltó la dominicanidad.

- Advertisement -spot_img

Más artículos como este


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/developer/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373