El papa: “La trata encuentra un terreno fértil en el capitalismo neoliberal”

15

CIUDAD DEL VATICANO. – El papa Francisco denunció este lunes que la trata de personas “encuentra un terreno fértil en el enfoque del capitalismo neoliberal”, durante la Jornada mundial de oración y reflexión contra la trata de personas que celebra la Iglesia católica.

En un vídeo mensaje con el que se unió a la iniciativa del maratón de plegarias para erradicar la trata, Franciscó deseó que “la reflexión y la toma de conciencia vayan siempre acompañadas de gestos concretos, que abran también vías de emancipación social”.

“El objetivo, de hecho, es que cada persona esclavizada vuelva a ser protagonista libre de su propia vida y parte activa en la construcción del bien común”, agregó.

E instó a aprender “a acercarnos con humanidad y valentía a quien está marcado por tanto dolor y desesperación, manteniendo viva la esperanza”.

Francisco se detuvo en el título elegido para este año, “Economía sin trata de personas”, para subrayar la necesidad de “una economía que cuide el trabajo, creando oportunidades de empleo que no exploten al trabajador mediante condiciones laborales degradantes y horarios extenuantes”.

El papa agregó que para erradicar el drama de la trata de personas se necesita “una economía con reglas de mercado que promueven la justicia y no los intereses particulares exclusivos”.

“La trata de personas encuentra un terreno fértil en el enfoque del capitalismo neoliberal, en la desregulación de los mercados que apunta a maximizar las ganancias sin límites éticos, sin límites sociales, sin límites ambientales”, denunció.

Por todo ello, indicó, “una economía sin trata es una economía valiente: hace falta valor”.

“El valor de conjugar el beneficio legítimo con el fomento del empleo y las condiciones de trabajo dignas. En tiempos de fuerte crisis, como la actual, este valor es aún más necesario”, dijo.

Agregó que, durante las crisis, las tratas proliferan por lo que “es necesario, pues, reforzar una economía que responda a la crisis de una manera que no sea miope, sino duradera y sólida”.

Los encargados de organizar este evento son la asociación Talitha Kum, la red de religiosas contra la Trata de Personas, en colaboración con la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral; Caritas Internationalis; la Unión Mundial de Organizaciones de Mujeres Católicas; el Movimiento de los Focolares y muchas otras organizaciones comprometidas a nivel local.