CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco expresó hoy su cercanía al pueblo nicaragüense tras el ataque a la catedral de Managua, en el que quedó prácticamente quemada una histórica imagen de la Sangre de Cristo, muy venerada en el país.

Durante el rezo del Ángelus, Francisco dirigió su pensamiento al “pueblo de Nicaragua que sufre por el atentado que ha sufrido la catedral de Managua, donde ha sido dañada y casi destruida la imagen del Sangre de Cristo que ha acompañado durante tantos años a este pueblo fiel”. 

“Pueblo nicaragüense os soy cercano y rezo por vosotros”, concluyó Francisco. 

El arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, calificó como “acto terrorista” el incendio declarado este viernes en una capilla de la catedral y dijo que su objetivo era “amedrentar a la Iglesia en su misión evangelizadora”. 

Brenes ha denunciado que la Iglesia católica es perseguida por el Gobierno del presidente Daniel Ortega.