El papa crea un organismo para revisar la ética de las inversiones vaticanas

15

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco ha instituido un Comité para las Inversiones dirigido a supervisar la corrección de los gastos inmobiliarios de la Santa Sede, un organismo incluido en su Constitución Apostólica, que entró en vigor el pasado domingo.

El Vaticano informó hoy de que el pontífice argentino ha instituido dicho comité y ha nombrado a sus componentes, empezando por el que será su presidente, el cardenal irlandés Kevin Joseph Farrell, actual prefecto del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida.

El resto de miembros son el británico Jean Pierre Casey, fundador y director general de la consultora RegHedge; el alemán Giovanni Christian Michael Gay, director de la gestoría de inversiones GmbH, y el noruego David Harris, directivo de la mutua Skagen Funds.

Publicidad

Y también el estadounidense John J. Zona, responsable de inversiones de la Universidad privada Boston College.

El denominado Comité para las Inversiones está contemplado en el artículo 227 de la Constitución Apostólica del papa Francisco, la “Praedicate Evangelium”, aprobada el pasado marzo y que entró en vigor el pasado domingo, fiesta de Pentecostés.

El objetivo de este nuevo organismo es “garantizar la naturaleza ética de las inversiones inmobiliarias de la Santa Sede de acuerdo a la doctrina social de la iglesia y, al mismo tiempo, su rentabilidad, corrección y riesgos”.

La Constitución ordena que el comité esté compuesto por profesionales “de alto perfil” nombrados directamente por el pontífice y por mandatos de cinco años de duración.

Precisamente, el Vaticano juzga en este momento a nueve personas por una serie de presuntas irregularidades financieras en la gestión de los fondos de la Secretaría de Estado, en concreto la compraventa de un lujoso edificio en Londres que acabó en estafa y granjeando un agujero contable.

Entre los imputados está el cardenal Angelo Becciu, entre 2011 y 2018 número dos de la Secretaría de Estado y al que, al destaparse el escándalo, Francisco retiró todos sus derechos cardenalicios y apartó del cargo de prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here