El kiwi: sus propiedades y beneficios para la salud

54

El kiwi es una baya procedente de China que se introdujo en los años 70 en el mercado mundial. Con un sabor característico y potente, el kiwi guarda algunos beneficios y propiedades desconocidos para gran parte de sus consumidores.

Una fruta llena de propiedades

El principal aporte del kiwi es la vitamina C. El consumo de una sola pieza proporciona, según Ana Molina Jiménez, licenciada en Farmacia y dietista y nutricionista en AM Nutrición Integral, el 116 % de la cantidad diaria recomendada, por lo que con un solo kiwi se consigue el 100 % necesario.

Además, el kiwi contiene cantidades destacables de vitamina K, potasio, ácido fólico y fibra, enumera la especialista.

La nutricionista recomienda tomar el kiwi entero y no licuado, pues al hacerlo “se pierden algunas de sus propiedades”, como la fibra. Por ello, apunta lo importante que es el consumo de la baya entera para no perder ninguno de los beneficios que aporta a la salud.

Sus beneficios

1. Mantiene un tránsito intestinal bueno

El kiwi tiene una cantidad moderada de fibra, tanto soluble como insoluble. La primera reblandece las heces y la segunda acelera el paso de los alimentos a través del intestino, además de agregar volumen a las heces. La combinación de ambas ayuda a mantener un buen tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.

Respecto al mito de tomar un kiwi en ayunas para ir al baño, no es cierto. Según comenta Ana Molina, no por tomar el kiwi en ayunas se va a acelerar el proceso digestivo, aunque comer fruta con fibra sí afecta de forma positiva, sea la hora que sea.

2. El sistema inmune

El kiwi, debido a su alto nivel de vitamina C, es un alimento fantástico para mantener el sistema inmune fuerte, sobre todo para aquellas personas que han salido de una operación o se encuentran convalecientes. Así, la experta recuerda que es más importante la adecuada nutrición durante la convalecencia que durante la enfermedad.

3. La piel

La vitamina C que contiene el kiwi también está involucrada en los procesos de cicatrización y, junto con sus antioxidantes, ayudan a “amortiguar el proceso de envejecimiento”, tanto interno como externo, de la piel, afirma la especialista.

propiedades kiwi
El kiwi aporta grandes beneficios a la salud/Daniel Brito

4. Involucrada en procesos de coagulación

Solo 100 gramos de kiwi (uno mediano) aportan la mitad de la cantidad diaria recomendada de vitamina K, vitamina que está involucrada en la activación de factores de coagulación. Además de esta función, la vitamina K también contribuye a mantener los huesos sanos y fuertes, indica Ana Molina.

5. Una fuente de ácido fólico

El kiwi aporta una cantidad considerable de ácido fólico que, junto con la serotonina, se ha demostrado que el consumo de dos kiwis antes de dormir podrían mejorar la regulación y la calidad del sueño, aunque la especialista recalca que hacen falta más estudios para demostrar la veracidad total de este beneficio.

Molina también destaca la importancia del ácido fólico durante el embarazo, pues “favorece que el feto se desarrolle de forma sana”, establece, e incluye al kiwi como un buen alimento durante los meses de gestación.

6. Complemento para el deportista

Su nivel de potasio hace que el kiwi sea una fruta ideal para deportistas, pues al igual que otras, como el plátano, favorece tanto la recuperación muscular después de un entrenamiento o un esfuerzo, como el buen funcionamiento de los músculos.

Buena para todo el mundo

Tanto frutas y verduras siempre son recomendadas para todo tipo de consumidores, y más cuando poseen tantas propiedades como el kiwi, siempre variando y combinando distintos tipos para conseguir diferentes beneficios.

A pesar de ello, su gran nivel de vitamina K, involucrada en factores de coagulación, repercute en aquellas personas que tomen anticoagulantes como el Sintrom, por lo que “pacientes tomando esta medicación deben vigilar su consumo de alimentos ricos en esta vitamina como el kiwi o los vegetales de hoja verde”, apunta Ana Molina. Sin embargo, “los anticoagulantes orales de nueva generación no tienen esta restricción”, establece.