El Juego del Calamar

17

Por: María Hernández

Intrigada por ver qué tan atractivo es lo que tiene esta serie de Netflix que mantiene cautivados a jóvenes y adultos de todos los países, donde permiten que este programa se difunda, quedé horrorizada al ver cómo la muerte de manera violenta es presentada como una simple diversión en El Juego del Calamar.

La sangre es tan original que usted piensa que se trata de algo real. A pesar de que la serie tiene restricción para personas de 16 años en adelante, el daño que se le está haciendo a los jóvenes es incalculable. Muy espeluznante es el accionar mecánico de una muñeca diabólica que controla el juego, en su primera fase.

Publicidad

Es como si se sintiera placer al hacer sufrir a una persona lo que queda evidenciado en  cada uno de los violentos episodios .El público parece disfrutarla con un entusiasmo delirante  y por eso el director les ha dado lo que piden.  

La pregunta es si Netflix no rechaza ningún espacio televisivo. Es que no tienen censura. No hay un medio que los regule. En la televisión turca, por ejemplo, cuando en una de sus series aparecen personas heridas la sangre se ve como una sombra, no tan real como se observa en la serie a la que hacemos referencia.

Lo más preocupante es que en esta saga comienza el video inicial con la participación de niños cuyas edades rondan desde los 7 a 10 años, aproximadamente, como una forma de llamar la atención de los más pequeños que no se imaginan con qué se van a encontrar frente a la pantalla.

El autor de la obra fílmica   apasiona al público y lo llena de pavor al mismo tiempo. No sé cuál será el final de la serie pero deberían poner cintillos explicativos acerca de los momentos de máxima explosión que puedan aparecer a lo largo de la película.

Más que un juego es una guerra en donde las personas son capaces de ofrendar su vida a cambio del dinero que le ofrece el primer jugador que introduce a los demás en el juego. El que inicia el juego  comienza dándole cachetadas al jugador principal y protagonista que con el tiempo se van volviendo golpes más fuertes hasta el punto de que la familia del golpeado hombre se da cuenta de que algo no anda bien.

Corea del Sur  es donde se origina la serie de la mano del director Hwang Dong-hyuk quien escribió la serie de 9 capítulos en el año 2008 inspirado, según ha dicho en los cómics japoneses que él leía ese año. Se estrenó el 17 de septiembre de este 2021, brutal, realista, muy sádica y simbólica todo combinado con la ficción y una mezcla de juegos de la infancia, así como con  sobrevivir o morir.

En la serie grupos de  unos 456 jugadores con problemas económicos tendrán la oportunidad de salir de la miseria en que viven al participar de un misterioso juego infantil. El ganador se llevará 45 600 millones de wones, que es la moneda de Corea del Sur, que son unos 38 304 dólares americanos, pero si pierden, morirán de un balazo que deja a las víctimas en un charco de sangre, cabezas heridas y las formas más violentas que se puedan imaginar.

Es común ver en las redes a niñas y niños vestidos como los jugadores y los participantes en el mortal juego. La irresponsabilidad de muchos padres es tan grande que subieron en las redes sociales el cumpleaños de una niña de cinco años vestida como la muñeca diabólica y asesina del Juego del Calamar y con todos los símbolos del violento y escalofriante juego. Las críticas hacia esos padres han sido constantes pues ellos reconocen que el personaje favorito de la niña es la desalmada muñeca en la serie.

Se tienen informaciones de que, hasta el momento, 111 millones de personas, en 90 países, están suscritas a la plataforma de Netflix para ver la serie en todo el mundo, lo que la mantiene en una de las más exitosas producidas en los últimos tiempos, pero por su alto contenido de violencia los críticos piden que se coloque alguna advertencia para que los niños y niñas no las observen..

Han confirmado la producción de una segunda temporada de la serie la cual esperamos que sea menos traumatizante que la primera.

Nuestra recomendación es que los padres dominicanos y en general, a nivel mundial pongan atención en lo que ven sus hijos adolescentes porque si por casualidad están viendo esa filmación las consecuencias que pudieran dejar en su mente son impredecibles con tan perturbadoras imágenes.

El calamar, nombre que da cuerpo a esta serie, es un molusco que tiene el cuerpo alargado y también oval, que posee una lámina a lo interno con forma de pluma de ave con diez tentáculos y dos de ellos los tiene más largo que el resto. Cuando se mueve lanza un chorro de agua con mucha fuerza y cuando quiere ocultarse lanza un líquido negro que enturbia el agua. Se mantiene por zonas litorales en forma de bancos. Su carne es comestible.