Friday, January 22, 2021
Home Banner Principal El gran reto de Joe Biden

El gran reto de Joe Biden

Por Miguel Ángel Martínez

GRAN PARTE DE LA HISTORIA electoral en Estados Unidos ya se ha cumplido. El candidato demócrata ha sido confirmado por el Colegio Electoral cumpliendo así, la parte crucial para que Joe Biden sea proclamado Presidente Electo de todos los estadounidenses. Ya sólo falta su aceptación por el Congreso, a efectuarse el próximo mes de enero, días antes de asumir formalmente el cargo de Presidente constitucional.

Fueron unas elecciones cargadas de inusuales e históricas turbulencias al presidente Donald Trump resistirse a reconocer los resultados que día a día, daban a Biden como puntero en los recién finalizados comicios.

Hoy el panorama político en la nación estadounidense es otro, aunque con un Presidente Trump y parte de su obnubilado equipo partidario, renuentes a acatar los escrutinios de las últimas elecciones.

Le antecedieron arduas y empecinados esfuerzos republicanos por “torpedear” la victoria de Joé Biden, incluyendo decenas de impugnaciones ante las cortes locales y un último intento por ante la Corte Suprema, para voltear la elección presidencial demócrata.

Como dije, hoy el escenario es diferente y tenemos a un Presidente Electo enfrentado a complejos problemas de política interior y exterior que su antecesor (todavía en el cargo) cambió radicalmente, configurando un espectro político nacional e internacional extremadamente enmarañado para el desarrollo de la política estadounidense a nivel mundial.

 Los Estados Unidos perdieron en este cuatrienio de Trump gran parte de su influencia política mundial. Su desafiliación de importantes acuerdos internacionales, (acuerdo climático de París y el acuerdo de limitación nuclear con Irán) condujeron a la poderosa nación del norte, a restarle merecimientos en la diplomacia y políticas internacionales, que habían sido las normas en sus relaciones con naciones de Europa y de otros continentes.

Y si a ello sumamos sus discrepancias en el desenvolvimiento político-militar y económico de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), y en cuya agenda futura, si ganaba los comicios figuraban, por igual, serios e impositivos compromisos a sus miembros de cuotas de aportaciones igualitarias a la de los Estados Unidos, que necesariamente hubieran empujado a una recomposición de los miembros de la Alianza, ya sin el apoyo del gobierno estadounidense.

Su contemplado repliegue para antes de finalizar su mandato, de estratégicas guarniciones apuntaladas en Afganistán y la reducción de tropas acantonadas en Europa, conllevan necesariamente a un replanteo muy complejo de la seguridad de sus aliados en esas partes importantes del mundo, que acarrearía disgustos y enfriamiento de relaciones con anteriores y comprometidos aliados políticos internacionales.

Sus diferencias comerciales y políticas con la poderosa economía china conllevaron serias distorsiones en el comercio mundial, y en áreas específicas de entendimientos mutuos, matizadas por agrias disputas que abarcaron el desarrollo de los sectores tecnológicos entre ambas naciones. Con sus vecinos Canadá y México lo mismo, aunque con éste último lograra entendimientos económicos y migratorios amistosos, especialmente luego de la asunción del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

En el plano nacional estadounidense y, desde el punto de mira de la pandemia del Covid-19 y la bioseguridad planetaria, el presidente Trump mantuvo desde el primer momento un discurso público y privado discordante de su propio entorno ciudadano y, por igual, de las políticas sanitarias mundiales.  Su manejo de la pandemia desde sus inicios fue estrepitosamente indelicado, no acorde con el papel de un líder que representaba a la primera nación del mundo capitalista.

Ese camino empinado y abrupto hizo que el presidente Trump y en pleno desarrollo crítico de la pandemia, anunciara su retiro de la emblemática Organización Mundial de la Salud (OMS), creando un mar de desconcierto y asombro en la colectividad mundial, en especial, en la que bregaba aturdidamente por establecer parámetros mundiales de bio políticas para detener la expansión de la mortal enfermedad.

Las afecciones y los miles de muertos en Estados Unidos han sido escandalosamente emblemáticos, debido principalmente, al manejo inadecuado por parte del gobierno de Trump, de la desdichada pandemia. Los funestos y no benevolentes resultados están ahí, en la imaginación de los millones de estadounidenses víctimas subterráneas de la pandemia, sobre todo, entre americanos negros e hispanos pobres, acompañados de grotescos traumas sociales y políticos a causa del confinamiento colectivo.

Hoy, el panorama sanitario y político en Estados Unidos no ha cambiado sustancialmente, aunque sí han mejorado sus connotaciones, de cara a un nuevo y fresco cuatrienio presidencial.

Los retos que enfrentará el próximo presidente demócrata son complejos y pocos dulcificantes.

Ante todo, tendrá que esforzarse en curar las heridas, aún sangrantes, dejadas por su predecesor. Unir a un país extremadamente dividido. A una nación que se debate entre la angustia y el escepticismo y complejamente atribulada por manifestaciones de descontento social y electoral. Por decenas de millones de estadounidenses que todavía hoy padecen de graves quebrantos morales y físicos ocasionados por una pandemia que no termina de marcharse.

Cualificar este difícil escenario interno y moldear una recomposición externa de sus maltrechos vínculos internacionales, son y serán preocupaciones tangenciales del nuevo equipo del presidente electo Joe Biden.

Y si a todo esto les agregamos promesas electorales, como son la reforma migratoria a más de doce millones de indocumentados hispanos, es como para tomarle gran parte de su agenda presidencial para por lo menos, sus próximos dos años de mandato gubernamental.

En todo caso, tenemos a un nuevo liderazgo estadounidense volcado en resolver los problemas perentorios de la economía, la salud y la convivencia social de millones de personas bajo el signo conviviente de enormes desajustes emocionales, estructurales y de bio seguridad pandémicas.

Most Popular

James y Lakers abren larga gira con triunfo sobre Bucks

MILWAUKEE (AP) — LeBron James anotó 34 puntos, su mayor cifra en la temporada, y los Lakers de Los Ángeles abrieron una...

Barrett scores 28, Knicks beat Warriors for 3rd straight win

SAN FRANCISCO (AP) — RJ Barrett batió su récord personal con 28 puntos y los Knicks de Nueva York igualaron el jueves...

Mitchell guía a Jazz ante Pelicans, encadenan 7ma victoria

SALT LAKE CITY, Utah, EE.UU. (AP) — Donovan Mitchell anotó 36 puntos, su mejor marca del año, y el Jazz de Utah vino...

COVID-19, un obstáculo para la prevención de las muertes por cáncer de cuello uterino

La pandemia del COVID-19 ha creado obstáculos para la prevención de las muertes por cáncer de cuello uterino, una enfermedad que se...