Por Carla Frontán

Nuevo año, nuevas metas. Este es el momento ideal para poner todo en su lugar.

Si como meta te propusiste ser una persona más eficiente pero tu espacio de trabajo es un caos, no estarás en armonía. Al igual que en el hogar, un área de trabajo organizada te genera paz y tranquilidad, pero, ¿cómo lo logras?

La diseñadora de interiores Nicole Lizardo nos contó las herramientas para que de manera  asertiva puedas empezar este año de una forma más ligera y organizada, ya sea en tu hogar u oficina.

1. Define el para qué de tu espacio

Debes tomar en consideración la función del lugar, el tipo y cantidad de personas que lo van a utilizar, su estilo de vida y sus gustos para que el diseño sea funcional.

2. Elige el ambiente que quieras brindar

Piensa en como quieres sentirte o como quieres que tus invitados se sientan en aquel lugar: relajados, animados, llenos de energía, por lo que una paleta de colores será tu mayor aliada.

sofá con cojines coloridos

Define si estos serán cálidos o fríos y también las texturas que quieres utilizar ya sean sintéticas, naturales,  lisas o estampadas.

Ojo: ten cuidado con el tamaño de los objetos, que no sean ni muy grandes ni muy pequeños para el espacio, y que estos se relacionen con el diseño para que todo esté en sintonía.

3. Equilibrio

Según la reglas de oro del diseño, “si tienes un espacio asimétrico, tienes dos opciones para hacerlo lucir armonioso: intentar crear una falsa sensación de simetría o acentuar sus peculiaridades”.

Busca un punto de partida, ya sea un cuadro, un ventanal, algún aplique y crea un espacio simétrico alrededor de esto.

espacio equilibrado

Y, variar las texturas si utilizas un color predominante, para así no convertir el espacio en un lugar monótono y sin vida.

4. Un espacio iluminado

La iluminación refleja el estado de ánimo del espacio, por lo que la luz influye en nuestras emociones de manera significativa, así que aprovecha la luz natural.

Utiliza elementos como los espejos, que además de agregar luz, ayudan a ampliar los espacios visualmente.

espacio iluminado
Comedor iluminado con luz natural

Apóyate de la luz artificial como un segundo elemento cuando la luz natural no sea suficiente para realzar detalles.

Y, hablando de los detalles, eso nos lleva a nuestra última recomendación:

5. Los detalles lo son TODO

Los detalles son los que marcan la diferencia de una casa a un hogar, de un espacio común a un espacio propio.

Fíjate en las tonalidades, ya que los elementos que combines deben tener algo que los una, por ejemplo, ambientar con cojines y alfombras es una forma de unificar los colores y las texturas de los espacios.

Otra recomendación para hacer el espacio aun más personal es conectar el exterior con el interior, dando un acento con alguna planta apta para espacios cerrados.

mesa de centro con libros

Recuerda agregar algún elemento que te identifique, libros en caso de que te guste leer, una pieza que evoque un recuerdo o una fotografía.