¿Cuánto podrá aportar Lamet en S.D. ahora?

3


Por AJ Cassavell

SAN DIEGO — Los Padres remodelaron su roster este invierno al sumar a un trío de abridores de lujo y dos versátiles piezas ofensivas. 

Dichos movimientos despejaron algunas dudas, pero no todas. 

Con los entrenamientos primaverales a la vuelta de la esquina, podemos anticipar respuestas a las siguientes cuatro interrogantes que aún enfrentan los Padres.  

1. ¿Cuál es el estado de salud de Dinelson Lamet?

Ésta es la pregunta que podría definir la temporada de San Diego.  

El dominicano Dinelson Lamet fue todo un as en el 2020, campaña en la que tuvo promedio de carreras limpias de 2.09 y terminó en el cuarto lugar en la votación para el Premio Cy Young de la Liga Nacional. Aun en un equipo que adquirió a Blake Snell y a Yu Darvish, Lamet podría ser el más dominante del grupo. 

Para algunas personas, la decisión de agregar a Snell y a Darvish fue una forma de los Padres de reconocer que no se sienten optimistas con respecto a Lamet. Eso no es cierto, precisamente. 

Los Padres saben lo mismo sobre Lamet que sabían hace cinco meses. El derecho se perdió la postemporada debido a una lesión en el codo y el bíceps del brazo derecho y recibió una inyección de plasma rica en plaquetas en octubre. El equipo tiene esperanzas de que Lamet no requiera de una operación, pero en privado han reconocido que no lo sabrán con certeza hasta que regrese a la acción en un partido. 

Al adquirir en cambios a Snell y a Darvish, los Padres lucen bien preparados en caso de que el codo de Lamet vuelva a darle problemas. Pero si el quisqueyano está en salud – y juzgando por sus entrenamientos hasta la fecha, no hay nada que indique lo contrario – los Padres podrían tener la rotación más temida de Grandes Ligas. (Y sí, incluyendo la de los Dodgers.)

2. ¿A cuáles infielders pondrían a prueba en los jardines?

Cuando San Diego firmó a Ha-Seong Kim en enero, se dijo todo lo indicado. El equipo señaló que veía a Kim como infielder. Kim afirmó que estaba dispuesto a jugar donde los Padres lo pusieran.

En ese momento, no se les dio mucha mente a los detalles. Los Padres habían adquirido a uno de los mejores jugadores en la agencia libre. Podían resolver el resto más adelante.

Ha llegado la hora de abordar el tema del tiempo de juego. Sinceramente, no hay mucho disponible en el cuadro interior de los Padres. El primera base Eric Hosmer, el tercera base Manny Machado y el campocorto dominicano Fernando Tatis Jr. están firmes en sus respectivas posiciones.

Eso significa que el utility curazoleño Jurikson Profar volverá a jugar parte del tiempo en los jardines. Quizás sea necesario que Kim o Jake Cronenworth hagan lo mismo.

4. ¿Tienen los Padres suficientes brazos en el bullpen?

Los Padres están apostando en grande este invierno en cuanto al bullpen se refiere. Han agregado piezas de impacto a la rotación y a la ofensiva y, el viernes, pactaron con Mark Melancon ante la ida de Trevor Rosenthal y Kirby Yates.

Melancon se une a dos lanzadores cruciales: Austin Adams y el venezolano José Castillo. Se espera que los dos estén en salud luego de que ambos perdieran tiempo en cada una de las últimas dos campañas debido a lesiones. No hay duda de que ambos cuentan con un material eléctrico. Si los Padres los pueden utilizar para las entradas del medio, podrían trasladar a Emilio Pagán y a Drew Pomeranz a la parte trasera y sentir confianza en el bullpen, sobre todo con Melancon presente.

Cronenworth, quien batea a la zurda, y Kim, quien batea a la derecha, podrían compartir la segunda base. Pero sería mejor para los Padres que ésa no fuera la única alternativa. Uno de esos dos jugadores – y quizás ambos – verán acción en los jardines, donde podrían hacer más valiosas sus diversas habilidades.

3. ¿Qué rumbo ven los Padres para sus zurdos jóvenes?

Si Lamet está en salud, la rotación de los Padres está completa de cara a la temporada. Eso significaría que no hay mucho espacio para que el trío de zurdos cotizados de 21 años se cuele.

A MacKenzie Gore, Ryan Weathers y el cubano Adrián Morejón alguna vez se les vio como el futuro de la rotación de San Diego. Ése sigue siendo el caso, salvo que no representan todo el futuro, simplemente una parte. Los Padres ya tienen bastantes brazos buenos a bordo para los próximos años.

El presidente de operaciones de béisbol del equipo, A.J. Preller, indicó que San Diego llegará a los entrenamientos con idea de preparar a Gore, Weathers y Morejón para ser abridores. Es una estrategia sensata y representa un sólido plan de contingencia en caso de que sea necesario reemplazar a Lamet o a otro abridor.

Pero eventualmente, los Padres tendrán que tomar una decisión: ¿En qué rol le pueden sacarles el mayor provecho a esos tres brazos? ¿En la rotación o el bullpen?

En el caso de Gore, ya saben la respuesta. Es un abridor y será manejado como tal. De su parte, Morejón y Weathers han demostrado que pueden hacerse sentir desde el bullpen. Si no hay un puesto en la rotación disponible, podrían fungir como relevistas nuevamente.