Cristina Fernández se propone “unir a los argentinos” despojada de “ambición”

45

 BUENOS AIRES.- La expresidenta de Argentina Cristina Fernández (2007-2015), candidata ahora a la Vicepresidencia, remarcó este jueves que tras haber sido jefa de Estado durante dos mandatos está “despojada de cualquier vanidad o ambición” y que su trabajo pasa por ayudar a “unir a los argentinos”.

“Y siento, desde ese lugar de la historia, despojada de cualquier tipo de vanidad y ambiciones, que debo ayudar absolutamente para volver a unir a los argentinos y que finalmente podamos retornar en la patria a un tiempo de crecimiento y de felicidad”, remarcó la actual senadora durante el Encuentro Nacional de Trabajadoras Bancarias, en Buenos Aires.

Tras meses de rumores sobre si Fernández volvería a ser candidata a la Presidencia (en 2015 no pudo postularse a un tercer mandato consecutivo por impedimento constitucional), en mayo pasado anunció que propuso a su exjefe de Gabinete Alberto Fernández pujar por la jefatura de Estado, con ella como segunda.

Desde ese momento, múltiples han sido las voces políticas rivales que, en medio de la fuerte polarización política -conocida en el país como ‘grieta’ entre kirchneristas y partidarios del actual presidente, Mauricio Macri- han considerado a la exmandataria como la verdadera figura de poder en el esa fórmula electoral, que compite con el nombre de Frente de Todos.

En el acto de hoy, la viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) destacó que además de “responsabilidad institucional”, su decisión de ir segunda a las elecciones del próximo 27 de octubre -que llegarán antecedidas de unas primarias el 11 de agosto- responde también a una “responsabilidad histórica”, al recordar que ella fue la primera mujer elegida como presidenta en el país.

“Después de haber sido dos veces presidenta, después de todas las cosas que me ha tocado vivir en lo personal, en lo político, estoy absolutamente despojada de cualquier vanidad o ambición”, reiteró.

“Cuando estaba ahí enfrente (en referencia a la Casa Rosada) sentada de presidenta como mujer me sentía un poco sola desde mi condición de mujer”, expresó, para relatar que fue “agredida”, no como dirigente ni por sus políticas, “sino pura y exclusivamente” por su “condición” de mujer.

“Estoy segura que esas cosas que se decían o hacían no van a poder hacerlas más en la República Argentina después del surgimiento de este movimiento de mujeres tan importante. Ese es un gran avance. Me siento pionera”, aseveró.

En este sentido, afirmó que “nunca” en su vida había “soñado” llegar a ser presidenta y que “fue un honor muy grande” el que le concedió el pueblo argentino.

Al grito de “Cristina, Cristina”, alrededor de 800 mujeres se congregaron para escuchar a la senadora, que dedicó casi toda su intervención a criticar la gestión de Mauricio Macri y de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, marcada por la crisis económica que vive el país desde 2018, con alta inflación, caída del consumo y aumento del desempleo y los niveles de pobreza.

“Los dos colectivos más agredidos por estas políticas son las mujeres y jóvenes”, sentenció.

Para Fernández, “es hora de que en la política se vuelva a hablar de sentimientos, de sensibilidad”, y no solo de “capacidades”.

“Es necesario volver a tener capacidad y sensibilidad en la Casa Rosada y en cada uno de los lugares en que los dirigentes políticos tenemos que tomar decisiones”, enfatizó.

“Yo quiero volver a tener una Argentina donde la gente vuelva a ser feliz, a disfrutar un fin de semana, poder comprarle algo al hijo a fin de mes..”, subrayó, convencida de que los argentinos han de ser capaces “de retomar el diálogo” entre ellos.