Wednesday, January 27, 2021
Home Opinion Covid19 se lleva popularidad de presidente Luis Abinader, se transforma en hecatombe...

Covid19 se lleva popularidad de presidente Luis Abinader, se transforma en hecatombe económica, social y política

Por Fernando Peña

Luis Abinader pone en riesgo la salud de los dominicanos y de la democracia

El mandatario dominicano enfrenta al término del 2020 y comienzo del 2021 la emergencia sanitaria en el peor escenario posible: con una crisis de salud, económica y social que amenaza con convertirse en crisis política y humanitaria.

Se juega en dominicana con esta emergencia de salud no son solo las vidas de sus habitantes, sino la tranquilidad democrática que hemos disfrutados durante décadas.

La ONU a dicho que 27.5% de los hogares dominicanos carece de acceso a servicios médicos regulares durante la pandemia.

Y que el covid-19 genera preocupación en la salud mental de la población dominicana.

Dramático es saber que un 27.5% de los hogares dominicanos admitió carecer de acceso a servicios médicos regulares en plena lucha contra la pandemia del covid-19.

Así lo revela una encuesta realizada por agencias de Naciones Unidas a 5,713 hogares en República Dominicana durante el marco del Día Mundial de la Salud Mental el pasado 10 de octubre. A través del proyecto Red Actúa, analizaron la afectación social y económica que ha generado la pandemia en la población.

El estudio destacó que los hogares encuestados expresaron preocupación por el acceso a servicios médicos, en especial para personas con condiciones de vulnerabilidad, tomando en cuenta que el 45.3% de los entrevistados señaló padecer alguna enfermedad crónica como cáncer, diabetes, problemas cardiacos y respiratorios, entre otros.

A su vez, se asevera que un 8.9% de las familias cuenta con al menos una persona con discapacidad, mientras que el 31.7% de quienes tienen a algún integrante con discapacidad ha carecido de acceso a medicamentos o tratamientos médicos regulares, terapias, personal de apoyo o dispositivos.

Se resalta que el 21.9% adultos mayores no ha tenido acceso a medicamentos o tratamientos médicos regulares; mientras que el 11.9% de niños y niñas menores de cinco años no ha tenido acceso a vacunas.

Luis Abinader ante todo esto recurre a la militarización, lo que podría dar paso a la movilización social.

La pandemia del coronavirus está sacudiendo al mundo.

Nada puede hacer el gobierno dominicano si no es dentro del marco macro, en la solidaridad, esfuerzos y colaboración de naciones, y líderes sociales, políticos y económicos de la media isla caribeña ante esta crisis sanitaria que tiene consecuencias devastadoras. Es indispensable que el gobierno, el presidente Luis Abinader tome medidas de emergencia para evitar que el COVID-19 siga transformándose en una hecatombe económica, social y política.

No es con medidas represivas ni militarizando del país, el presidente debería ocuparse del enorme desafío de salud que enfrenta el país, llevando orientación, medicina, asistencia y comida a los barrios populares mas afectados con la crisis.

Debe aplicar una política de unidad, de verdadero estadista y jefe de Estado ante esta emergencia y dialogar, planificar con toda la oposición, lideres económicos y sociales para enfrentar con éxito juntos la crisis sanitaria.

No es tiempo de persecución ni de incesantes ataques, es tiempo de unidad, si sigue la militarización de los barrios, la represión podría generar repudio social.

Ya muchos ciudadanos han empezado a repudiar las medidas de confinamiento y represión policial e incluso se han observado tarareando canciones de rechazos desde balcones.

Las consecuencias de la inexperiencia podrían ser graves por la crisis sanitaria y el choque económico que se avecina donde caeríamos en una crisis política cuyos efectos más hondos se sentirán no solo en el gobierno, sino —sobre todo— en la democracia dominicana que se ha mantenido por décadas estable.

Si bien el factor salud es preocupante no menos lo es la economía. Y es que COVID-19 se ha traducido en una caída alarmante de la actividad productiva. Las recetas neoliberales de su ministro de Economía, el PIB se cayó, el sistema de salud pública colapso, enfrentaremos una situación económica y social explosiva en los próximos meses.

Urge la unidad del gobierno con los líderes políticos, los empresarios, el sector agroexportador, la iglesia católica, las iglesias evangélicas y militares y policías.

No puede depender solo Luis Abinader y su gobierno del apoyo y asesoría de los llamados “líderes de opinión” y sociedad civil.

Most Popular

Queso brie: propiedades, valor nutricional y usos

El queso brie, según el Codex Stand 283-1978, es un «queso blando madurado en la superficie principalmente por mohos blancos que tiene la forma de...

Los espacios públicos

Por Santos Aquino Rubio Poco a poco los espacios públicos de la capital y de las principales provincias del...

La prórroga de un pacto nuclear centra el primer contacto entre Biden y Putin

Washington/Moscú. La prórroga del último tratado de desarme nuclear vigente entre Rusia y EE.UU., el Nuevo START, centró este martes la primera...

COVID-19: “Discriminación invisible en RD”

Por Jesus Batista Suriel La República Dominicana es un Estado Social y Democrático de Derecho, fundado en el respeto de...