Cómo hacer un crujiente helado frito

14

Por Kederlin Nivar Andújar

A quién no le encanta disfrutar de un cremoso y dulce helado, sobre todo en esos días del año donde el ambiente se torna más caluroso. Sentir la explosión de dulces tocar nuestro paladar, nos trasporta a nuestra infancia.

El helado es un alimento congelado, que por lo general se hace de productos lácteos, tales como leche o crema. Generalmente se endulza con azúcar, edulcorantes o miel.

Publicidad

Típicamente se le añade yemas de huevo, frutos secos, frutas, chocolate, galletas, además, saborizantes, aditivos y estabilizantes.

El origen del helado es incierto, ya que el concepto del producto ha sufrido modificaciones a través del tiempo. No obstante, se cree que su origen data desde los tiempos babilónicos, antes de la era cristiana. Cuando los esclavos traían bebidas heladas o enfriadas con nieve o hielo.

Sin embargo, debido al estilo de vida que llevamos, nos cuesta sacar un momento de nuestro tiempo para dejar florecer nuestro niño interior.

Por ello, aquí te indicamos cómo realizar un sabroso helado casero al estilo asiático:

Ingredientes

6 bolas de helado de vainilla bien congeladas

1 huevo

1 taza de harina

1 tazas de pan molido

1/2 taza de coco rallado

Aceite vegetal

Chocolate líquido

Crema batida

Instrucciones

En un recipiente mezcla el huevo, la harina y 3/4 de taza de agua para formar una pasta espesa; reserva.

En un platón combina el pan y el coco; reserva. En una sartén honda calienta suficiente aceite (debe estar casi hirviendo).

Sumerge las bolas de helado en la preparación de huevo, cúbrelas con la mezcla el pan y fríelas en el aceite; retíralas casi de inmediato para que no se deshagan con el calor.

Sirve y acompaña con chocolate líquido y crema batida al gusto.

Origen del helado frito

El origen del helado frito es incierto. Algunas fuentes afirman que se presentó por primera vez en la Feria Colombiana de Chicago en 1893, donde también se sirvió el helado por primera vez.

Pero otras fuentes argumentan que fue inventado casi al mismo tiempo en Filadelfia, dónde se preparó envolviéndolo en una fina hoja de corteza de pastel y luego remojándolo en manteca de cerdo o mantequilla.

Hirviendo cuocerne la capa exterior, y finalmente servido de inmediato para que el helado permanezca congelado como estaba recién preparado.

Sin embargo, otros aseguran que a principios de los años 60, el postre fue inventado en restaurantes japoneses de tempura.