Por Justo de la Cruz

El brillante clavadista mexicano Jonathan Ruvalcaba (El Pato) confesó esta semana que está “enamorado de República Dominicana” debido al trato de la gente, sabores, encantos naturales y sus playas, razón por la cual decidió optar por la doble nacionalidad y representar al país en competencias internacionales”.

“Parezco ministro de Turismo, porque no paro de hablar bien de lo encantadora que es la República Dominicana”, enfatizó el atleta. Ruvalcaba, oriundo de Guanajuato, México, especialista en la plataforma 10 metros de clavados y medallista Panamericano en Toronto 2015, quien ya defendió la bandera tricolor en los Panam de Lima, Perú.

Relata que todo empezó tras decidir abandonar suelo mexicano, al ser excluido de la posibilidad de defender el boleto a los Juegos Olímpicos de Río 2016 que él había conseguido.

Explicó que fue durante una conversación con “un compañero atleta dominicano de clavado llamado Frandiel Gómez, quien fue a México muchas veces a entrenar con Paco Rueda, quien “me mencionó la opción de preguntar a la federación de vivir y entrenar en República Dominicana”.

Expresa el clavadista que otro aspecto que influyó en su decisión de optar por la doble nacionalidad y representar al país en el extranjero es que tuvo la fortuna de casarme con una dominicana santiaguera, ciudad donde residió durante tres años.

Juegos Olímpicos

Ruvalcaba dice que actualmente se encuentra en México preparándose para clasificar a los Juegos Olímpicos y reafirma que lo hará representando a República Dominicana.
“Mis últimas tres competencias fueron los Panam de Lima, Perú, el Campeonato del Mundo en Korea, y para poder tener acceso a estas dos competencias, primero tuve que competir en unos Juegos Centroamericanos realizados en Cuba, donde gano el oro”, señala Jonathan.