Humberto Almonte

Productor y Analista de Cine.

Los vientos de la pandemia del Covid-19 se han cebado en la población mundial causando miles de muertos y contagiados, además de golpear muy duramente diversos sectores de la economía, entre ellos los la industria cinematográfica que ha reducido su actividad a la mínima expresión.  


El efecto dominó llegó con la cancelación de festivales internacionales como el de Málaga, donde había sido seleccionada la película dominicana Malpaso, Tribeca, South by Southwest (SXSW) y el emblemático Festival de Cannes (Francia), pospuesto hasta nueva fecha. En el plano dominicano, el Festival Internacional de Cortos Femujer 2020 debió posponer su inauguración esta semana para fechas posteriores. 

Películas que aún no cumplían los tres meses en salas como Los Caballeros (The Gentlemen), Aves de Presa (Birds Of Prey), Cuestión de Justicia (Just Mercy), Frozen II, El Hombre Invisible ( The Invisible Man )  o Emma, saltaran a las plataformas de streaming desde el 20 de marzo y fechas posteriores, debido al cierre de las salas.  

La taquilla del fin de semana anterior se hundió hasta la pírrica suma de 55.3 millones de dólares con Unidos (Onwards), la obra animada de Pixar-Disney, encabezando con 10. 5 millones en su segunda semana. Hollywood Reporter pronosticaba 7,000 millones de pérdida en marzo  y 200,000 en dos meses, pero ya se puede asegurar que las cifras serán mayores. 

El listado de estrenos cancelados es largo con James Bond: Sin Tiempo Para Morir (James Bond: No Time to Die), Rápidos y Furiosos 9  (Fast and Furious 9), Mulan, Black Widow o Un Lugar Tranquilo II (A Quiet Place II). Estos retrasos causarán la readecuación de los presupuestos en publicidad y evidentemente aumentarán sus costos. 

 Otro problema agregado es la complicación de las nominaciones para el Oscar 2021, con la Academia evaluando cambios debido a la obligatoriedad de exhibir las películas en el área de Los Ángeles un año antes de la ceremonia, es decir, en este 2020. La 93 edición del premio está pautada para el 28 de febrero del 2021. 

El caso dominicano 

La alerta sanitaria decretada por el gobierno dominicano en atención a las recomendaciones de la OPS-OMS en cuanto a la pandemia, fue seguida por una suspensión de los rodajes en la Republica Dominicana desde el jueves 19 de marzo hasta el  3 de abril, comunicado por la Dirección General de Cine y su titular Yvette Marichal. 

Los usuarios de la industria cinematográfica local podrán acceder a los servicios mediante el ingreso a la página de DGCINE o al portal del estado dominicano República Digital  desde donde se continuará trabajando de manera remota al suspender el trabajo en la sede física. No estarán disponibles tampoco los servicios de la Cinemateca Dominicana ni de la División de Capacitación y Formación. 

La suspensión de las actividades afecta a proyectos en diferentes etapas:

  • 1 Proyecto dominicano comenzando pre-producción, detenido.
  • 1 proyecto en pre-producción, próximo a iniciar rodaje, pausado.
  • 1 proyecto en etapa de rodaje, suspendido. 
  • 2 proyectos extranjeros que comenzarían rodaje, pausados. 
  • 1 proyecto en proceso de solicitar Permiso Único de Rodaje (PUR), pospuesto. 

En atención de la protección a los espectadores y al personal que labora en ellas, Caribbean Cinemas, Fine Arts, Palacio del Cine, han procedido a cerrar sus instalaciones a lo largo y ancho de nuestra geografía, al igual que Cinema  Boreal en Santo Domingo y POP Cinemas en Puerto Plata. Se canceló la llegada a las salas del documental Santo Domingo, dirigido por Pinky Pintor y sufrió el parón obligatorio Malpaso de Héctor Valdez con pocos días en cartelera. 

La productora Cacique Films puso a disposición del público en Youtube, el documental Isla de Plástico de José María Cabral, y lo mismo hicieron el Centro León con el documental Ser Oscar de la Renta y Larimar Films con Camino a Higüey del realizador Abi Alberto.  

Pandemias y cinematografía 

La catástrofe humanitaria ha paralizado la exhibición cinematográfica mundial, dejando como alternativa al streaming, forzando una pausa en la guerra que sostenían esta y la industria tradicional, que paradójicamente ha tenido que colocar sus obras en estas plataformas mucho antes de las fechas previstas. 

El cine dominicano, en sus aspectos productivos y en la exhibición, se encuentra delante de una paralización por los efectos del Covid-19 que deberá superar a base de un esfuerzo extraordinario en la producción, además de buscar alternativas viables en las formas de acceso del espectador a su producto.  Crisis es igual a oportunidad, dice un proverbio chino, y esta es una oportunidad muy grande para resolver este problema a base de creatividad y tenacidad. 

Documentales dominicanos en  Youtube : 

Isla de Plástico

Ser Oscar de la Renta 

Camino a Higüey