Casas Comunitarias de Justicia: un modelo de construcción de convivencia pacífica

110

.- En 13 años de existencia las Casas Comunitarias de Justicia han beneficiado a más de 383,000 personas de siete municipios del país por lo que han sido reconocidas internacionalmente por ser una experiencia exitosa de alcance global en el ámbito de la mediación y la conciliación y un modelo de construcción de cultura de paz y seguridad ciudadana.

Las 8 Casas existentes han atendido a personas de escasos recursos de zonas vulnerables en Santiago, Santo Domingo, Distrito Nacional, San Francisco de Macorís, La Vega, Moca y  Mao. Se han convertido en un modelo de vinculación y sinergia entre entidades estatales, empresariales y de la sociedad civil.

En total han atendido a 383, 254 personas a través de las unidades de conciliación, mediación, orientación legal, municipalidad, atención a mujeres víctimas de violencia de género, articulación comunitaria y educación ciudadana. Todos los servicios que ofrecen a la población son gratuitos.

“A través de las Casas Comunitarias de Justicia vamos construyendo una cultura de paz en zonas vulnerables donde era difícil que los vecinos/as se pusieran de acuerdo para convivir en armonía. Eso nos ha permitido destacarnos a nivel internacional como una experiencia modelo para países similares al nuestro, lo cual nos llena de orgullo y satisfacción”, expresó José Ceballos, director ejecutivo del Centro Casas Comunitarias de Justicia.

Ceballos estimó que la violencia está creciendo en todas las dimensiones sociales y que está presente en la familia, la convivencia entre vecinos/as y en el ámbito escolar, es decir, que se ha convertido en un sistema de vida donde queremos resolver los conflictos a través de la fuerza. “Hemos perdido la capacidad de escuchar y entendernos, situación que nos pone en un escenario doloroso que amenaza la seguridad ciudadana y el desarrollo social, económico  y cultural del país, por lo que es deber del Estado, la sociedad civil y el sector privado articularse con el objetivo de dar respuesta a la problemática construyendo esperanza colectiva”.