Bien por ADAFP, pero falta más

13

Arismendi Díaz Santana

Es muy loable y oportuno el llamado de la Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (ADAFP) a decenas de miles de afiliados de ingreso tardío a hacer uso de la disposición del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) de reclamar la entrega del saldo total acumulado.

El CNSS resolutó que tendrán derecho a recibir, en un solo pago, el balance de la cuenta individual de aquellos afiliados: 1) que hayan cumplido 60 años y que tengan al menos 30 días cesantes; y 2) que hayan realizado la primera cotización al SDSS con 44 años o más al primero de junio del 2003, cuando se inició el Seguro de Vejez, Discapacidad y Sobrevivencia (SVDS). 

Publicidad

Según la publicación de ADAFP, para tener derecho a esta prestación el afiliado solo tiene que presentar una solicitud formal a la AFP a la que está afiliado, con la cédula de identidad y electoral vigente. Y en un plazo máximo de 5 días la AFP deberá  concluir los trámites y proceder al pago total del monto acumulado. 

La Fundación Seguridad Social para todos (FSSPT) aplaude esta iniciativa de ADAFP por considerar que la función esencial de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) es precisamente velar por los derechos e intereses de sus afiliados, a partir de las prestaciones consignadas en la Ley 87-01.

Es oportuno reiterar la solicitud formulada el 09 de mayo del año en curso por nuestra Fundación al Lic. Luis Miguel DeCamps, Ministro de Trabajo y presidente del CNSS, para la devolución en un solo pago del fondo acumulado por los trabajadores con más de 50 años que actualmente no cotizan.

Mayores facilidades, información y orientación oportuna

Esta sagrada responsabilidad incluye información veraz y permanente, así como orientación oportuna sobre el funcionamiento de la capitalización individual, y como ejercer sus derechos y deberes. Pero las mismas están limitadas debido a que las AFP concentran sus oficinas y operaciones en la capital y Santiago, a pesar de que les cobran comisión a todos los afiliados del interior del país.

Si bien esta publicación es oportuna, todos sabemos que la misma resulta insuficiente ya que alrededor del 50% de los afiliados trabaja y vive en provincias desprovistas de los servicios de las APF. Esta situación profundiza la falta de información y orientación e implica un costo en transporte y pérdida de días de trabajo, para realizar una gestión ante su AFP.

Dado el interés de dar “las mayores facilidades para acceder a los fondos” acumulados, esta iniciativa no debe quedarse en un comunicado, por lo que hacemos un llamado a ADAFP para extender sus servicios a sus afiliados hasta las principales ciudades, aprovechando las instalaciones de los bancos afiliados.

Nuestra Fundación no favorece que los trabajadores de ingreso tardío opten por una pensión por vejez. Constantemente, recibimos quejas de los afiliados por las bajísimas pensiones ofrecidas por las AFP, debido a la insuficiencia del fondo acumulado. En estas condiciones, ni el retiro programado, ni la renta vitalicia le garantizan una pensión aceptable.

Nuestra Fundación considera que las AFP y la DIDA deberían ofrecer información sobre los riesgos de un uso irreflexivo e irresponsable de los fondos recibidos, y aconsejar a los afiliados receptores sobre la posibilidad y las opciones de invertir esos recursos en alguna actividad rentable que les genere fondos suficientes para cubrir sus necesidades durante la vejez.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here