Bacalao con repollo

17

Un pescado tan sabroso como el bacalao es perfecto para prepararlo de las formas más variadas imaginables: albóndigas, croquetas, brandada, al gratén… Además, existe un sinfín de guisos tradicionales como el bacalao con repollo.

Ingredientes humildes y comunes que junto con los condimentos adecuados se convierten en un delicioso y nutritivo cocido. Aprende a prepararlo a continuación.

Bacalao con repollo: un plato tradicional de la cocina gallega

El bacalao es un pescado de consumo muy extendido en algunas regiones. El proceso de salazón permite conservarlo durante largo tiempo y, en consecuencia, dilatar la temporada en la que se puede disfrutar.

Publicidad

Presenta un sabor agradable algo más marcado que el de otros pescados blancos y tiene una textura tersa y melosa. Su carne es muy digestiva con lo que resulta ideal a cualquier edad incluso cuando aparecen problemas de digestión.

La receta que te presentamos es un plato muy común en las casas de Galicia, consumido en especial durante las fechas de Navidad. Sin embargo, es un guiso completo y nutritivo y por lo tanto resulta interesante recuperarlo en la cocina diaria.

Una vez preparados todos los ingredientes, necesita una cocción un poco larga con lo que solo es necesario vigilar de vez en cuando para evitar que se queme. Así, el bacalao con repollo permite aprovechar el tiempo en la cocina o realizar otras tareas.

Ingredientes necesarios para la elaboración de 4 raciones

  • Un repollo.
  • 1 kg de patatas.
  • kg de bacalao salado.
  • 3 o 4 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimentón rojo.

Cómo cocinar el bacalao con repollo

  • Esta receta requiere la preparación previa del bacalao, ya que es necesario desalarlo. Para ello, mantenerlo en agua en la nevera durante 2 días cambiando el agua 2 o 3 veces a lo largo del proceso. Luego, escurrir y cortar en trozos alargados de tamaño mediano.
  • Para empezar a cocinar el plato, lavar el repollo y separar el tallo central y las partes más duras. Con el resto, partir en cuartos y después cortar en juliana más bien gruesa. Colocar en un bol con agua y vinagre, y dejar reposar.
  • Mientras tanto, pelar y picar la cebolla y 2 dientes de ajo, y poner a pochar en una cazuela con aceite. Pelar también las patatas y cortar en trozos medianos.
  • Cuando la cebolla empieza a estar un poco blanda (pero sin llegar a dorarse), es el momento de añadir las patatas. Remover todo bien, cubrir con agua y dejar hervir el conjunto unos 15 minutos.
  • Introducir encima de las patatas el repollo bien colado. Tiene que quedar todo cubierto. Encima de la capa de repollo colocar el bacalao limpio y cortado en trozos medianos. Echar más agua para cubrir hasta el pescado.
  • Tapar y cocinar por lo menos 1 hora vigilando que no se pegue al fondo de la cazuela. El guiso debe quedar sin apenas agua. Si los ingredientes están en su punto de cocción y el repollo blando pero todavía queda agua, destapar la cazuela y subir el fuego para acelerar la evaporación.
  • Una vez cocido y con el fuego apagado, dejar reposar alrededor de 1 hora para que todo se impregne de los aromas y el sabor de los ingredientes. Antes de emplatar, volver a calentar.
  • En el momento de servir y a modo de decoración, dorar unos dientes de ajo laminados en una sartén.
  • Fuera del fuego, añadir pimentón dulce, mezclar todo y rociar el bacalao por encima una vez colocado en los platos. Si te gusta, puedes probar también de añadir el pimentón rojo picante.